Ya está decidido: no hay aprobado general, repetir será la excepción y las evaluaciones serán más flexibles

Estas son las dudas que resuelven los acuerdos a los que han llegado el Gobierno y las comunidades autónomas.

Acaba de comenzar el tercer trimestre escolar. Quedan apenas diez semanas para que finalice el curso 2019-2020 y la excepcional situación que vivimos por la crisis del Covid-19 ha sembrado la incertidumbre en toda la comunidad educativa.

Alumnos, profesores e instituciones no han tenido apenas posibilidad de reacción para adaptarse a las nuevas circunstancias. El día a día de la crisis sanitaria ha marcado el ritmo de la vida escolar en las últimas semanas y la improvisación ha sido la pauta dominante.

En los últimos días, los grupos de Whatsapp de padres y las redes sociales ardían ante los rumores que circulaban por las decisiones que se iban a tomar desde el Ministerio de Educación respecto a este final de curso. ¿Terminan ya las clases? ¿Van a dar el aprobado general? ¿Abrirán los colegios en verano? ¿Va a haber exámenes de recuperación? ¿Cómo se va a evaluar a los alumnos?

Misterios resueltos... O no, porque de los acuerdos alcanzados en la reunión mantenida por el ministerio de Educación y los consejeros de las comunidades autónomas hay cosas que quedan claras -el curso continúa hasta el mes de junio-, pero otras aún generan muchas dudas -¿es posible pasar de curso con varias asignaturas suspensas?-.

Vamos a intentar dar respuesta a todas esas preguntas que asaltan a padres, profesores y alumnos tras los acuerdos anunciados por la ministra de Educación:

¿Se acaba el curso aquí?

Ni acaba el curso ahora ni se alarga más allá de junio.

Se continuará a distancia, como se ha hecho en este tiempo de confinamiento, y se hará un esfuerzo con los estudiantes que tienen dificultades para acceder digitalmente a los contenidos y con los que tienen necesidades especiales.

¿Se va a dar un aprobado general?

No hay un aprobado general. “Esa medida no es justa ni eficaz. El curso continúa”, ha afirmado rotunda la ministra de Educación, Isabel Celaá.

Ahora bien, esta es una situación excepcional y se han adoptado medidas excepcionales para garantizar que ningún estudiante pierda el curso. “La idea es que la promoción sea la norma y la repetición la excepción”, ha insistido la ministra en varias ocasiones.

Entonces, ¿habrá suspensos?

Puede haberlos. A los alumnos pueden quedarles asignaturas pendientes que tendrán que recuperar el curso que viene.

Serán los docentes los que califiquen a los alumnos y ellos evaluarán si los estudiantes han superado los objetivos generales de la materia.

¿Se seguirá dando el temario de los planes de estudio en este tercer trimestre?

No. Este tercer trimestre se enfoca desde el diagnóstico, el refuerzo y la identificación de los aprendizajes imprescindibles de cada curso.

“El tercer trismestre no puede ser desventaja para ningún alumno. Si acaso, ventaja”, ha afirmado Celaá.

¿Cómo se hará la nota media?

La nota media de los alumnos queda en manos de los docentes, teniendo en cuenta las calificaciones obtenidas en la primera y segunda evaluación, cuando las clases aún eran presenciales, y el trabajo realizado en este tercer trimestre, siempre para sumar y nunca para restar.

¿Ya no van a volver a clase este curso?

El ministerio ha mostrado su deseo de poder abrir los centros al menos 15 días antes de terminar el curso, “pero estamos sometidos a la evolución de la pandemia”, ha advertido Celaá.

¿Y los alumnos que tienen asignaturas suspendidas?

Los profesores podrán valorar el aprobado teniendo en cuenta el esfuerzo y la adquisición de conocimiento del alumno en este último trimestre.

Si no es así, pueden pasar con asignaturas suspensas que tendrán que recuperar el curso que viene.

¿Habrá repetidores?

Sí, pero la repetición tiene que estar más justificada que nunca y tendrá que ser autorizada por la Administración.

Si la norma general es la progresión de curso, ahora tiene más sentido que nunca.

Isabel Celaá, ministra de Educación. 
Isabel Celaá, ministra de Educación. 

¿Abrirán los colegios en verano?

Si las condiciones sanitarias lo permiten, en julio se habilitarán centros educativos para actividades lúdico-deportivas y de refuerzo formativo. Pero no habrá actividad lectiva.

¿Qué pasa con los contenidos que no se van a impartir?

El curso 2020-2021 se preparará con planes de recuperación y se adaptarán los planes de estudio con las materias que no han sido suficientemente trabajadas este curso.

¿Qué pasa con las titulaciones de fin de ciclo (4º de la ESO y 2º de bachillerato)?

La flexibilidad a la hora de valorar y calificar a los alumnos será también la norma general. Serán los docentes los que valoren de forma individualizada si el alumno ha superado los objetivos generales del ciclo formativo, ya sea ESO o bachillerato.

¿Se ha tomado alguna decisión más respecto a la EVAU?

No hay ninguna novedad respecto a la decisión que se tomó en la conferencia intersectorial que tuvo lugar en el mes de marzo. La EVAU se celebrará, siempre que la situación sanitaria lo permita, entre el 22 de junio y el 10 de julio en convocatoria ordinaria, y antes del 10 de septiembre en convocatoria extraordinaria.

¿Y la Formación Profesional?

De la misma manera, se flexibilizará la evaluación a partir de las calificaciones anteriores y de la actividades desarrolladas en estos tres meses que quedan de curso, siempre que favorezcan al alumno.

Respecto a las prácticas se reduce su duración hasta el mínimo posible -220 horas-.

Los alumnos de titulaciones sanitarias y de servicio social que hayan accedido a un contrato laboral para formar parte del sistema sanitario con motivo de la crisis del Covid-19 quedan exentos de prácticas.