VIRALES
06/03/2019 07:28 CET | Actualizado 06/03/2019 07:28 CET

Estos cinco jóvenes demuestran que ser español y ganar un premio de la NASA no es incompatible

Lograron vencer en el 'Space App Challenge' al conseguir una aplicación al "mejor uso de la ciencia y el método científico".

Almudena M. Castro
Los cinco españoles ganadores de un concurso de la NASA.

Se apuntaron para pasar un fin de semana entre amigos y ahora ya pueden presumir de ser los primeros españoles en ganar un hackathon internacional de la NASA. Almudena,Iñaki, Jose Luis, Juan y Rosa han logrado vencer de manera inesperada el Space App Challenge gracias a diseñar la mejor aplicación al uso ciudadano de "la ciencia y el método científico".

Rosa fue la primera en enterarse. Cuando le dieron la noticia el pasado 15 de febrero, se encontraba en una cena de bienvenida del proyecto de acelerador de talento joven, Celera, como una de las becadas de la nueva promoción. Una vez lo asimiló, se fue al rincón de pensar y llamó al resto de sus compañeros.

La NASA confirma que la luna Titán podría albergar una "extraña vida alienígena basada en metano"

Todo empezó el pasado mes de octubre, cuando bajo el nombre de Pillars of creation se presentaron al Space App Madrid, el hackathon de la NASA en Madrid, organizado por Celera. Solo fueron a disfrutar, no contaban ni con ganar el evento de Madrid, pero ni mucho menos se podían imaginar ser el mejor proyecto de entre todos los que se habían hecho en los 200 países en los que se celebró.

En el hackathon tenían que escoger uno de entre los 20 retos propuestos y divididos por categorías. "Se decantaron por realizar On the shoulders of Giants", como cuentan Almudena, Iñaki y Rosa a El HuffPost. En él, tenían que "crear un juego con las imágenes del telescopio espacial Hubble", según indica la página web de la NASA.

Almudena M. Castro
Los cinco españoles, durante el 'hackathon' de Madrid.

"Al principio estábamos entre esa y uno de la sonda Challenger, que consistía en actualizar el mensaje del disco dorado que lleva. Tras la sesión de ideación, vimos que se nos ocurrían más y mejores ideas en el del Hubble, así que nos pusimos a ello", explica Almudena.

Por su parte, Iñaki añade: "Algunos eran muy cerrados en un tema, nos planteaban un problema y había que buscar una solución. Otros eran muy abiertos. Entonces pensábamos escoger algo intermedio y este nos pareció ideal. Te ceñía a los datos del Hubble y te daba libertad en cuanto a creación".

"Queríamos sustituir al Candy Crush"

Entre todos desarrollaron Galaxy Quest, un videojuego destinado a usuarios de 15-16 años. "Nuestra línea cronológica iba a ser narrar la historia de que la Vía Láctea va a colisionar con la Andrómeda y con el telescopio hay que buscar otra galaxia en la que la humanidad pueda vivir. Al final cambiamos de idea porque Juan pensó que era un poco catastrofista y lo modificamos a tener que explorar por placer", asegura Almudena. "Queríamos sustituir al Candy Crush", sentencia entre carcajadas.

Para que cada pudiera explotar sus mejores habilidades, distribuyeron el trabajo de la siguiente manera:

  • Almudena Martín: Gracias a su licenciatura en Bellas Artes, trabajó en el diseño de la interfaz.
  • Iñaki Úcar: Ingeniero en Telecomunicaciones e investigador en el instituto de big data de la Carlos III, invirtió su tiempo en el tratamiento de datos y a la puntuación.
  • José Ignacio Martín-Oar: Dedicado a la estrategia de producto, documentó y explicó la aplicación.
  • Juan Martínez: Ingeniero aeronáutico, se encargó de proponer narrativas para la historia del juego.
  • Rosa Narváez: Con una carrera en Publicidad y Relaciones Públicas, fundamentalmente estuvo pendiente de la organización y de pensar la presentación.

El hecho de que cada uno proceda de una carrera diferente y domine una materia distinta a la de sus compañeros creen que ha jugado a su favor, ya que otros grupos tenían perfiles más unificados dentro del ámbito de la ciencia. Además para aumentar su sintonía, Alumdena, Iñaki y Rosa también comparten pasión por el mundo de la música, de hecho, el investigador navarro disfruta en sus ratos libres tocando el clarinete en la orquesta de la Universidad Carlos III.

Otro punto en el que coinciden es el de afirmar que resumir todo el proyecto en un vídeo de 30 segundos fue el momento más difícil. "Una tarea muy complicada. En Madrid tuvimos que presentar la idea en tres minutos y ya fue un esfuerzo de síntesis muy grande. Pasarlo a 30 segundos fue una locura", comenta Almudena. Por su parte, Iñaki lo calificó como una de las cosas más difíciles que ha hecho. "Menuda pesadilla", confiesa Rosa.

Como premio a ser los ganadores del concurso internacional, los cinco podrán visitar uno de los centros de la NASA. Pedro Duque, el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades y primer astronauta español, fue uno del os primeros en felicitarles y lo hizo vía Twitter.

La ciencia en España, en crisis

"La burocratización que hay es brutal, para hacer cualquier cosa la administración es un monstruo terrible. Creo que ese es el mayor lastre, a parte de la financiación, que hemos ido ya bastantes años con problemas. Al final, los investigadores tenemos que dar clases, investigar y conseguir tu propia financiación para poder llevarla a cabo", afirma Iñaki, que opina que España debería mirar al sistema de Estados Unidos.

Por su parte, Almudena apunta un segundo punto: "Lo que le pasa a los científicos es que no hay estabIlidad y esto se conseguirá cuando la investigación sea una constante y no dependa de quién está dirigiendo el país".

El lenguaje utilizado, los referentes y la desinformación son los aspectos a mejorar que plantea Rosa: "Hay un problema dentro de la ciencia, que afecta más a las mujeres, por los pocos referentes femeninos que hay en el sector. Yo fui más comentada por el hecho de que hubiera una rubia dentro del equipo que por la propia aplicación en sí. También hay mucha desinformación. También echo mucho de menos una comunicación más cercana hacia la ciudadanía, no sé si es porque cuesta tanto llegar que luego elevas el discurso y no conectas con la gente".

Sin embargo, todos coinciden en que el nombramiento de Pedro Duque como ministro les hizo ver un rayo de luz y de esperanza, aunque, como señala Iñaki, ha estado con las manos atadas prácticamente desde el principio.

Cinco españoles, cinco jóvenes que han hecho historia y que han conseguido de una manera más sorprendente poner la ciencia a la orden del día y recordar que sí, que en España hay mucho talento.

ESPECIAL PUBLICIDAD