Eva Mendes explica por qué quiere que sus hijas se aburran este verano

Es madre de dos niñas junto al actor Ryan Gosling.
La actriz Eva Mendes, en una imagen de archivo.
GUS RUELAS via REUTERS
La actriz Eva Mendes, en una imagen de archivo.

Seis y siete años tienen Amada y Esmeralda las hijas de la pareja de Hollywood formada por Eva Mendes y Ryan Gosling. La familia al completo acaba de estar en Reino Unido debido a un rodaje del actor.

“Cuando estábamos en Londres, íbamos de musical en musical, a todo tipo de museos, al Castillo de Windsor”, ha contado Mendes en una reciente entrevista en Byrdie sobre la multitud de planes que ha hecho con ellas durante su estancia en el extranjero, de unos cuatro meses.

Y ahora, en contraposición, siente “que es hora de traer de vuelta el aburrimiento”, especialmente para las niñas, pero también para ella, explica en la charla. “De verdad que pienso que cuando estamos aburridos, no estimulados por un móvil, un iPad, un ordenador o la televisión es cuando surgen las mejores ideas”, defiende la intérprete, de 48 años. “A veces es divertido, a veces es peligroso y, a veces, es esclarecedor. Realmente quiero que éste sea el verano del aburrimiento”, agregó.

Preguntada por cuál es la mayor lección de belleza que espera transmitir a sus hijas, Mendes asegura que espera que Gosling y ella lo estén haciendo bien “simplemente queriéndolas” e intentando que crezcan “sintiéndose suficientes”.

“Pienso que cuando estamos aburridos, no estimulados por un móvil, un iPad, un ordenador o la televisión es cuando surgen las mejores ideas”

“Eso es lo único que es realmente importante para mí, porque una vez que sienten que son suficientes, sin importar lo que hagan, sin importar lo que terminen haciendo, eso se reflejará en cada área de su vida”, agrega. La actriz también cuenta que intenta educarlas sobre “lo que comemos y lo que ponemos en nuestros cuerpos”.

Durante la entrevista, Mendes menciona también que la limpieza le da “bienestar mental”: “Crecí en un apartamento muy pequeño con muy poco. Cuando mi mamá limpiaba los fines de semana y me despertaba con música cubana sonando y la casa oliendo tan bien, me sentía más feliz”.

“La pandemia definitivamente me puso en un lugar más obsesivo con la limpieza, pero siempre me ha gustado”, admite la estrella.

Mayo de 2014

La evolución de Ryan Gosling