INTERNACIONAL
12/11/2019 18:32 CET | Actualizado 12/11/2019 19:43 CET

Evo Morales aterriza en México tras recibir asilo político: "Me salvaron la vida"

Tras verse obligado a renunciar a la Presidencia de Bolivia.

Evo Morales ya está en México. El presidente de Bolivia hasta este domingo, cuando se vio obligado a renunciar a la Presidencia, ha llegado alrededor de las 18:15 hora española del martes (11:15 hora local) al país azteca.

Morales voló a México como asilado, por “razones humanitarias” al considerar que su vida corría peligro en su propio país. Lo hizo en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana que partió anoche de Bolivia e hizo una escala en Paraguay antes de emprender una complicada ruta por la región debido a la negativa de algunos países a que el avión en el que viajaba atravesara su espacio aéreo.

“Quiero decirles que estamos muy agradecidos porque el presidente de México y el pueblo boliviano me salvaron la vida”, dijo Morales a la prensa nada más bajar del avión.  

El aterrizaje se ha producido en el hangar Sexto Grupo Aéreo Internacional, antiguamente el hangar presidencial, del aeropuerto de la Ciudad de México.

Las elecciones y el supuesto fraude, el origen de la crisis

El origen de la crisis en Bolivia son las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre, en las que, según el candidato opositor Carlos Mesa, se produjo un “fraude gigantesco” para garantizar un cuarto mandato de Morales, tras una primera votación que obligaba a pasar por una segunda vuelta y un posterior recuento que concedió la mayoría absoluta a Evo Morales.

Tras una ola de protestas que derivó en enfrentamientos, bloqueos y saqueos, Morales accedió a que la Organización de Estados Americanos hiciera una auditoría electoral que finalmente ha confirmado irregularidades.

En este contexto, el líder indígena aceptó celebrar nuevas elecciones, pese a lo cual tanto la Policía como las Fuerzas Armadas le sugirieron que dimitiera, algo que hizo poco después. Morales, así como algunos países latinoamericanos, denunció entonces un “golpe de Estado”.

Ese anuncio se produjo por televisión, donde apareció para anunciar su renuncia, tras lamentar un “golpe cívico” y que la Policía se hubiera replegado a sus cuarteles en los últimos días. El hasta entonces líder boliviano pidió a los opositores Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, a los que acusa de instar un golpe de Estado para echarle del poder, que “no maltraten” a los bolivianos y les “dejen de patear”.

Photo gallery Evo Morales See Gallery