Ana Morgade y otras famosas que no han escondido su posparto

Han mostrado su agotamiento, su dolor o sus cuerpos para visibilizar una realidad de la que poco o nada se habla.

Ana Morgade se ha llevado el aplauso de las redes sociales por la forma en la que ha anunciado que acaba de ser madre. La actriz y cómica, de 41 años, lo hizo literalmente enseñando la cara real del posparto.

“Mi cara de haberme pasado Jumanji es REAL COMO LA VIDA”, escribió. A lo que añadió una gran descripción: “La virgen, esto es muy salvaje”.

En Twitter, donde compartió la misma foto, bromeó diciendo que estaba “igualita que Pilar Rubio”, presentadora que ha protagonizado fotos impecables tras sus partos.

“Esa caruchi que os dejo tiene más verdad que todas las temporadas de Equipo de Investigación juntas”, añadió Morgade. Y tanto. El posparto esconde muchas realidades de las que no se suele hablar y mucho menos mostrar: agotamiento, sangrado, molestias en los pechos, soledad, una barriga que tarda en volver a su ser (o que nunca volverá a hacerlo), hormonas desatadas, depresión...

De ahí la importancia de que figuras públicas como la humorista y otras famosas visibilicen el posparto y desmonten esas imágenes idílicas de mujeres recién paridas con cuerpos perfectos. La actriz Sara Sálamo lo hizo, por ejemplo, colgando en sus Stories una foto de ella con unas bragas desechables y hojas de col en el pecho para prevenir una mastitis.

“Me parece importante utilizar este altavoz sin maquillajes. El postparto es durísimo. No es elegante ni glamuroso. Sangramos, lloramos y nos sentimos superadas”, afirmó.

Aunque mucho se habla de las rápidas recuperaciones de Pilar Rubio tras dar a luz, la presentadora también se ha sincerado sobre cómo le han afectado los partos. El verano pasado, tras el nacimiento de su cuarto hijo, Máximo Adriano, contó a sus seguidores que estaba sufriendo unos dolores peores que los de las contracciones, los llamados entuertos, que hacían que incluso se le saltaran las lágrimas.

“Son una especie de contracciones uterinas que hacen que el útero involucione y vuelva a su forma original poco a poco [...] Suele durar unas cuarenta y ocho horas pero os juro que se me pone la piel de gallina de pensarlo”, explicó.

Por otro lado, son varias las famosas que han mostrado sin tapujos su barriga posparto, aún hinchada días y semanas después del nacimiento de sus bebés. Entre ellas figuran la cantante Lorena Gómez, la presentadora Adriana Abenia o la influencer Laura Escanes.

En el apartado internacional especialmente importante fue el gesto de Meghan Markle al presentar a su hijo Archie. La duquesa de Sussex apareció con un vestido que no escondía su barriga, que ella misma se tocó en varias ocasiones.

Los duques de Sussex, con su hijo Archie en Windsor dos días después de su nacimiento.
Los duques de Sussex, con su hijo Archie en Windsor dos días después de su nacimiento.

La cantante Katy Perry también dio un golpe sobre la mesa cuando, mientras otros nominados como ella desfilaban por la alfombra roja de los MTV Video Music Awards, se fotografió sin maquillar y sin peinar, con un sujetador de lactancia y unas bragas posparto.

Otra especialista en mostrar la cruda realidad tras dar a luz es la humorista Amy Schumer, que ha dedicado varias publicaciones de Instagram al asunto. En ellas ha enseñado desde la cicatriz de su cesárea hasta su aspecto de madre agotada enchufada a un gotero sentada en la taza del váter.

La modelo Chrissy Teigen tampoco ha tenido reparos para mostrar su ropa interior desechable y su look más de estar por casa con un bebé enganchado al pecho.

Ashley Graham, también modelo, visibilizó incluso el usar pañales en esos primeros días. “Nadie habla sobre la recuperación que atraviesan las nuevas mamás. Quería mostrar que no todo son arcoíris y mariposas”.

“Es increíble la de obstáculos que todavía enfrentamos al hablar sobre lo que realmente atraviesan las mujeres”, añadió.

Madres famosas