Feijóo y Sánchez no llegan a acuerdos económicos pero retoman las conversaciones sobre el Poder Judicial

El nuevo líder del PP: "Una reunión muy cordial pero menos fructífera".

“Una reunión muy cordial, pero menos fructífera de lo que me hubiera gustado”. Así ha definido Alberto Núñez Feijóo su encuentro de más de tres horas con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el que no se ha llegado a un acuerdo sobre el “plan alternativo” económico con bajadas de impuestos como querían los populares. Lo que sí han pactado es “retomar las conversaciones” sobre los órganos constitucionales.

Sánchez y Feijóo se han visto este jueves en la primera cita del gallego como líder de la oposición tras el congreso de Sevilla. El presidente le esperaba con un documento de once propuestas de pactos, mientras que el todavía presidente de la Xunta llevaba como principal medida una bajada de impuestos ante la escalada inflacionista.

A pesar de esa “cordialidad”, Feijóo se ha quejado de que no hubiera un orden del día concreto para haber llevado preparada mejor la reunión. El gallego, a pesar de eso, le ha prometido al presidente que hará una política “seria, responsable y sensata”.

El gallego ha confesado que “no es posible” apoyar el decreto de medidas para frenar las consecuencias de la guerra si no se cambia, pero ha dicho que sale con la idea de que el Gobierno quiere convalidarlo tal cual está. “No puedo dar ninguna buena noticia”, ha incidido.

Sánchez y Feijóo
Sánchez y Feijóo
Europa Press News via Getty Images

Feijóo ha comparecido en La Moncloa, antes de que el Gobierno ofrezca su versión, y ha explicado algunas de las medidas como que se dedique el 7% de los fondos europeos (unos 4.900 millones de euros) para que se dedique a un paquete fiscal. El presidente se ha comprometido a estudiarlo, pero cree que no es viable, ha concretado el gallego.

Otras de las medias que ha pedido: bajadas del IVA en luz, gas y gasóleo para transportistas. También ha reclamado bajadas del IPRF, sobre todo a las clases con menos ingresos, y una auditoría de la AIREF para reducir el gasto en la administración. Ha reiterado que el Gobierno no está dispuesto a bajar impuestos y que la respuesta ha sido “cero”.

Asimismo, el nuevo líder del Partido Popular le ha mostrado su apoyo rotundo y sin matices a la posición respecto a la guerra de Ucrania, criticando la postura de algunos de los socios. Lo que no considera aceptable es el cambio de postura de Pedro Sánchez sobre el Sáhara y la relación con Marruecos: “España no negocia su integridad”.

Sánchez y Feijóo
Sánchez y Feijóo
Anadolu Agency via Getty Images

Se retoman las conversaciones sobre el CGPJ

Lo que sí han acordado es “retomar las conversaciones” sobre la renovación de órganos constitucionales. No ha dicho en qué se concretará, pero ha recordado que su postura también pasaría por cambiar la fórmula de elección de los magistrados (algo que ya pedía Pablo Casado).

Ha dicho que pone el “contador a cero” y espera que en las próximas semanas el Gobierno pueda rectificar algunas cuestiones.

Sí se ha mostrado abierto en llegar a un acuerdo sobre la modificación del artículo 49 de la Constitución, algo sobre lo que el PP se había negado hasta ahora. Lo que pretende el socialista es cambiar el término de disminuidos por discapacidad.

En su primera rueda de prensa en Moncloa como líder de la oposición, no ha desvelado si será senador por designación autonómica, una decisión que tomará en mayo una vez escuche a los grupos parlamentarios.

Pedro Sánchez sale con “más incógnitas que certezas”

El presidente del Gobierno ha dado su versión de la reunión desde el avión oficial con destino a Rabat, en el que ha compartido sus impresiones con los periodistas que le acompañan.

Allí ha reconocido el tono “cordial” de la cita, pero también que sale con “más incógnitas que certezas” y que a Feijóo le falta “aterrizar en los temas”, pese a lo que esperaba que el presidente gallego acudiese “con algo concreto”, como recoge Europa Press.

Moncloa: “Mucha disposición pero poca concreción”

Tras la reunión, ha comparecido también la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, que ha calificado la cita de “cordial, necesaria”, “provechosa y fructífera”, a la vez que ha comentado que Feijóo ha llevado mucha disposición pero “poca concreción”.

El Gobierno confía aún que pueda cambiar su posición respecto al decreto, y se ha mostrado abierto a tramitarlo como proyecto de ley, pero espera sacarlo como está. Ha remachado que una sola propuesta, como la bajada de impuestos, no puede condicionar todo el paquete. “Pero como estamos en un momento nuevo, espero que reconsidere su posición”, ha agregado.

Ha valorado Isabel Rodríguez que se retomen las conversaciones sobre los órganos constitucionales, entendiendo que Feijóo necesita algo de tiempo. No obstante, ha recordado que Moncloa quiere que lleve a cabo esa remodelación del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional antes del 12 de junio.“Interpretamos que hay un clima favorable”, ha ilustrado la también ministra de Política Territorial.

La portavoz ha dicho que espera pronto más reuniones y ha confiado en que Feijóo tenga más concreciones en ciertos temas. A la vez que le ha pedido más contundencia con la ultraderecha en tema de violencia de género, criticando el pacto con Vox en ultraderecha. Ha lamentado la socialista que no se haya referido el popular a este tema en su rueda de prensa.

Sánchez y Feijóo
Sánchez y Feijóo
Europa Press News via Getty Images
XX Congreso Nacional del Partido Popular

El PP construye su nueva etapa en Sevilla