POLÍTICA
09/08/2020 17:47 CEST | Actualizado 09/08/2020 18:06 CEST

Felipe VI retoma su agenda tras la marcha de su padre sin noticias oficiales del paradero del emérito

El monarca inicia este lunes su agenda por Baleares, donde despachará con el presidente del Gobierno mientras se espera a que Zarzuela revele dónde está el emérito.

Andrea Comas / reuters
Juan Carlos I y Felipe VI.

¿Dónde está Juan Carlos I? ¿Cuál será su lugar de residencia tras anunciar su marcha de España? ¿Cascais, en Portugal? ¿La República Dominicana? ¿Abu Dabi

Casi una semana después de su anuncio, poco o nada se sabe del paradero del emérito, que comunicó su marcha del país en una carta dirigida a su hijo, el rey Felipe VI

Fue el pasado lunes cuando la casa real hizo público un comunicado dando cuenta de la carta de Juan Carlos a su hijo en la que señalaba que, ante “ciertos acontecimientos pasados” de su vida privada (en referencia a los presuntos negocios opacos que están siendo investigados por la Fiscalía del Tribunal Supremo), salía de España “en estos momentos”.

Se trata de una frase clave de ese escrito, ya que, tal y como han ido revelando algunos amigos del anterior jefe del Estado por la comunicación que han tenido con él en estos días, certifica que él se toma tan sólo como un paréntesis su viaje actual hacia un paradero aún desconocido. Un paréntesis cuya duración es imposible determinar por ahora a la espera de la evolución de los acontecimientos, entre ellos los de carácter judicial.

Lo que sí dejó claro el mismo día en que se anunció su salida de España es que, según un escrito hecho público por su abogado, Javier Sánchez Junco, permanece en todo caso a disposición del Ministerio Fiscal para cualquier trámite o actuación que se considere oportuna.

Desde que abandonó la Zarzuela, la casa real no ha confirmado ni desmentido ninguna de las informaciones que se han ido publicando sobre el paradero de Juan Carlos y no tiene intención de hacerlo en el futuro.

Se da por sentado que tanto Sánchez como Marlaska, responsable de la seguridad del emérito, conocen la ruta de Juan Carlos I

Considera que es al padre de Felipe VI al que le corresponde decidir si lo comunica y cuándo, un hecho que no se prevé que ocurra al menos hasta que se asiente en la que puede ser su nueva residencia, aunque sea con carácter provisional.

El Gobierno tampoco ha dado pistas sobre su paradero, pero se da por descontado que tanto su presidente, Pedro Sánchez, como otros de sus miembros están al tanto de la ruta de Juan Carlos.

Entre ellos, previsiblemente, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, debido a que es de quien depende su servicio de seguridad.

Se da la circunstancia de que esta semana el rey Felipe VI se verá con él en Menorca, ya que será el ministro quien le acompañe en la visita que realizará a la isla junto a Letizia y sus hijas el próximo jueves, 13 de agosto.

También se reunirá Felipe VI un día antes en el Palacio de Marivent con Pedro Sánchez, en el habitual despacho de verano y que supondrá su primera imagen juntos desde la carta de Juan Carlos.

La agenda de los reyes

Los reyes iniciarán el lunes la agenda oficial de su estancia de doce días en Palma con una serie de actividades que incluyen la visita junto a sus hijas en el municipio mallorquín de Petra de la casa natal de fray Junípero Serra.

El acto estará cargado de simbolismo ante los ataques que tanto en España como en Estados Unidos han sufrido varias estatuas del santo franciscano fundador de misiones en California en el siglo XVIII por parte de grupos que le acusan de racismo.

Será la primera ocasión en que se verá públicamente a Felipe, Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía tras su llegada el pasado viernes al Palacio de Marivent, y será también su primera actividad oficial fuera de la Zarzuela desde que se conoció la salida de España del rey Juan Carlos.

La imagen de los miembros de la familia real en Petra y alguna otra actividad que prevén protagonizar a lo largo de su estancia en Baleares sustituirá al tradicional posado que realizaban en Marivent y que este año no se hará, según la Zarzuela, debido a la pandemia de coronavirus.

No habrá tradicional posado en Marivent, pero sí paseo por varias localidades de Baleares, donde los periodistas preguntarán al monarca

Un pandemia que ha motivado también que los reyes prevean una serie de actos en los próximos días por Mallorca, Menorca e Ibiza para contactar con diversos sectores y trasladarles su apoyo ante las consecuencias de la COVID-19.

El coronavirus ha llevado también a suspender este año la habitual recepción a la sociedad balear, pero el rey comenzará su agenda este lunes reuniéndose con varias autoridades en el Palacio de la Almudaina.

Por la tarde, junto a la reina y sus hijas será cuando se trasladen a Petra para visitar la casa natal de fray Junípero Serra. También acompañados por sus hijas los reyes visitarán en Palma el martes, día 11, el proyecto socio-educativo Naüm. El miércoles, día 12, el monarca mantendrá el tradicional despacho con el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Palacio de Marivent.

Al día siguiente, se desplazarán a Menorca para visitar la planta de producción de Coinga, en la localidad de Alaior, y mantener una reunión con representantes de la denominación de origen de queso de Mahón. Completarán su estancia en esta isla con una visita a la Naveta des Tudons, en Ciutadella, el monumento prehistórico más relevante de Menorca. A la espera de concretar su agenda de los últimos días, los reyes también irán a Ibiza el 17 de agosto, la víspera de su regreso a Madrid. 

Buscando respuestas

Quizás durante estos días sepamos con certeza dónde se encuentra el emérito. 

La única que hay hasta la fecha es que el padre del rey se trasladó el pasado fin de semana desde Madrid a Sanxenxo (Pontevedra) y se alojó en casa del regatista Pedro Campos, una de las personas de más confianza de su entorno.

Desde entonces se le han atribuido diversos itinerarios, como los que le ubicaban en República Dominicana o Portugal, en domicilios de amigos empresarios o en los Emiratos Árabes.

Una fotografía publicada por el digital Nius en la que se le ve bajando la escalerilla de un avión le situaba el pasado lunes en la capital de este último país, Abu Dabi, y eso dio a pie a elucubrar sobre la posibilidad de que fuera sólo una escala para trasladarse después a otro país árabe o, incluso, a Nueva Zelanda.

Así se gestó la decisión

La salida de España del rey Juan Carlos se hizo pública tras varias semanas en las que las declaraciones de varios miembros del Gobierno, entre ellos Sánchez, celebrando todas las medidas ejemplares que adoptara la Corona, hacían presagiar que podría salir del Palacio de la Zarzuela en breve.

Pero el anterior jefe del Estado fue un paso más allá y resolvió salir también del país.

Una decisión tras múltiples contactos entre la Zarzuela y la Moncloa y que desembocó en una reunión definitiva de Felipe VI con su padre en la que, según reveló el periodista Carlos Herrera, estaba también el jefe de la casa real, Jaime Alfonsín, quien trasladó que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, le indicó que tenía que abandonar la que había sido su residencia durante casi 58 años.

Su salida de España ha provocado también un nuevo roce en el Ejecutivo de coalición, ya que los representantes de Unidas Podemos y su líder a la cabeza, Pablo Iglesias, han reprochado a Sánchez que no les informara de lo que iba a ocurrir y que, según interpretan, se trata de una “huida” de Juan Carlos.

En medio de esta situación, los reyes iniciarán este lunes su agenda oficial en Palma, una estancia que se prolongará hasta el próximo 18 de agosto con la incógnita de si durante su desarrollo se conocerá el destino del anterior jefe del Estado.

Photo gallery Así es el Emirates Palace, el lujoso hotel de Abu Dabi donde se aloja Juan Carlos I See Gallery