Félix Bolaños saca de quicio a Rafael Hernando (PP) por lo que hace en esta escena

"Sin precedentes", dice el 'popular'.
|

El senador del PP Rafael Hernando ha mostrado su indignación en Twitter por un momento que protagonizó en el Senado Félix Bolaños, ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, tras la aprobación definitiva de Ley de Memoria Democrática.

La escena se produjo tras la votación, cuando Bolaños abandonaba la Cámara. En ese momento, sus compañeros de bancada se pusieron en pie para aplaudirle y él correspondió el gesto.

El ministro dejó su mochila en el suelo y comenzó también a aplaudir a los suyos, levantando el pulgar, en un gesto que duró cerca de medio minuto.

Tras ello, Hernando ha escrito en Twitter: “Ver al ministro Bolaños dar botes en el Senado como si fuera un hooligan, y montar un circo con la aquiescencia del arbitrario presidente @Ander_Gil , tras aprobar la ley de ‘desmemoria histérica’ pactada con Bildu, ha sido un acto bochornoso y sin precedentes en el Parlamento”.

El Pleno del Senado aprobó definitivamente el proyecto de ley que el Gobierno pactó con Bildu, Más País, PDeCAT y PNV. La Cámara Alta ha rechazado los vetos de PP, Vox, Ciudadanos y UPN y no ha aceptado ninguna de las 521 enmiendas al texto que venía del Congreso.

La nueva ley de Memoria ha salido adelante en una votación que ha durado más de una hora y a la que han asistido asociaciones memorialistas, que han aplaudido en pie el resultado de la votación, con 128 votos a favor.

Por el contrario, 113 senadores han votado en contra, y ha habido 18 parlamentarios que se han abstenido. En cualquier caso, la ley entrará en vigor en los próximos días cuando se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Esta ley, que supone una profundización en la Ley de Memoria Histórica de 2007, fue aprobada en Consejo de Ministros hace casi un año y tomada en consideración por el Congreso en octubre de 2021, pero dos meses después se metió en ‘la nevera’ al no ver el Gobierno suficientes apoyos para sacarla adelante, ya que a la oposición del PP, Vox y Ciudadanos se sumó el rechazo inicial de ERC.