POLÍTICA
15/04/2020 07:08 CEST

Fernández Vara: “Esta generación de políticos le debe a este país un acuerdo”

Entrevista con el presidente de Extremadura: "Aquí no hay camisetas, en todo caso la de la selección española".

Junta
Fernández Vara

“El mundo ya ha cambiado, ya ha cambiado”. Esta reflexión hace el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, durante estos días de pandemia. Y mira más allá pidiendo un gran acuerdo de todos los partidos para salir adelante con un aviso: “Esta crisis se va a llevar por delante a toda una generación de políticos, yo el primero. El que sobreviva será porque no habrá hecho lo que tenía que hacer”.

Descuelga el teléfono. La primera pregunta es la que nos hacemos todos a diario: ¿Cómo está? Él confiesa que “bien” en lo personal, pero “en lo colectivo” se encuentra “roto por dentro y entero por fuera”. Lo dice un día después de que hayan comenzado otra vez las actividades no esenciales: apoya esa medida y afirma que todo se está desarrollando “bien” y “con normalidad” en su tierra.

No se atreve a aventurar cuándo acabará el estado de alarma y cree que esa decisión hay que tomarla según los datos. No pide como otras autonomías que se pueda dejar salir a los niños. “Esperemos al 26 de abril”, comenta. Cree que algún día se valorará que se haya mantenido este grado de confinamiento en España. Y levanta el tono cuando habla de los que critican las decisiones: “¿Cómo es posible que gente que no tiene pajolera idea lo sabe con tanta seguridad y pone en entredicho a los que más saben? El talento de este país en materia de salud pública está en el Ministerio de Sanidad y no en las comunidades”.

¿Cómo está?

En lo personal, bien. En lo colectivo, muy roto por dentro y muy entero por fuera.

¿Cómo ha ido la vuelta a las actividades no esenciales en Extremadura?

Hasta lo que tengo testado en conversación con la delegada del Gobierno, todo bien y con bastante normalidad.

¿Se ha hecho demasiado pronto esta vuelta a la actividad no esencial? ¿Se debería haber alargado un poco más?

Es razonable lo que se ha hecho teniendo en cuenta que ha sido una decisión muy difícil de tomar en su día con el permiso retribuido. Ya en aquel momento hubo algunas excepciones, el parón no fue total, toda la industria exportadora española ha seguido funcionando a lo largo de este tiempo. Me siento, desde el punto de vista humano y político, muy cerca de los que tienen que tomar decisiones. En la Conferencia de Presidentes del otro día se puso de manifiesto lo difícil que es gobernar. Había comunidades como Cataluña que estaban en contra de la decisión y Aragón, que está al lado, estaba totalmente a favor. Esto es muy complicado.

En la Conferencia de Presidentes del otro día se puso de manifiesto lo difícil que es gobernar

¿Hasta cuándo cree que se alargará este estado de alarma?

Pues no lo sé, están siendo clave las dos últimas semanas. Esto ha puesto a prueba al Sistema Nacional de Salud. Cuando ahora vemos las estadísticas, la hospitalización y la ocupación de UCI se ha controlado durante estas dos semanas. Hubo momentos hace diez o doce días que eran brutales. El colapso que se podía prever, pues el sistema ha sido capaz de responder. Y hoy por hoy tenemos una plena disponibilidad en todas las comunidades para poder hacer frente a la situación que tenemos. Pero igual que lo han sido las dos semanas pasadas, lo van a ser también esta y la que viene. Si se ve que cada día nos vamos acercando más al cero de nuevos contagios, una introducción territorial homogénea y el número de fallecimientos empieza a caer, igual a partir del 26 tiene que haber una prórroga que puede ser matizada o igual hay que hacer otra para todo el mundo y que a partir del 10 de mayo sea más matizada. No digo que haya que tomar decisiones día a día, pero sí tomar un poco de perspectiva como mínimo por semana. Dedico un rato a comparar semana por semana para entender mejor la evolución.

Esta semana y la que viene serán clave

En esa Conferencia de Presidentes, algunos se quejaron de falta de coordinación del Gobierno. Muchas críticas están llegando desde la Comunidad de Madrid y la Generalitat de Cataluña.

Debo ser de los más antiguos del lugar en esto. He asistido a conferencias de Presidentes con Zapatero, Rajoy y Sánchez. Hay siempre casi una necesidad fisiológica de marcar diferencias, creo que erróneamente. Lo que sobra es buscar culpables y lo que falta es buscar responsables. Es decir, todos a una. No busquemos responsables, que los somos todos. El día que se analicen las cosas se verán que las culpas están muy repartidas, y las responsabilidades también. Y tiempo habrá. En la Conferencia de Presidentes no noté una especial discordia, hay más concordia entre presidentes que la que hay entre parlamentarios. Es que compartimos problemas y las soluciones. Además, se ven algunas cosas como presidentes que somos del mismo partido expresamos cosas diferentes y presidentes de distintos partidos expresan las mismas. Con lo cual, aquí no hay camisetas. No voy a las reuniones con ninguna camiseta, en todo caso con la de la selección española, que es la que creo que debemos en estos momentos vestir todos.

El día que se analicen las cosas se verán que las culpas están muy repartidas y las responsabilidades también

Salgo de esas reuniones siempre con una sensación positiva. Sí, la gente manifiesta su crítica, pero al final todo el mundo tiene buenos deseos. Cuando Madrid estuvo en una situación más crítica, los demás fuimos a ayudarla. Y el otro día lo que dijo fue que lo que estaba llegando no era solo para ella, sino para todos. Lo dijeron también Castilla-La Mancha, Andalucía y la Comunidad Valenciana. Esto no se cuenta, ¿por qué? Porque no vende. Hay camaradería, solidaridad.

Junta
Guillermo Fernández Vara

Lo que hemos visto es una llamada del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a hacer unos nuevos Pactos de La Moncloa. ¿Cuál es la posición de Extremadura? ¿Y qué le parece que los rechacen tanto el PP como Vox desde el principio?

Soy una persona que desde que llegó a la política no ha hecho otra cosa que intentar recuperar en este país los consensos perdidos. No es un problema puntual, es una actitud. No es que defienda los acuerdos, es que estamos obligados. Esta generación de políticos que hay ahora le debe a este país un acuerdo. Es un clamor. Que la gente esté encerrada en casa no quiere decir que no lo esté sintiendo. Hablo con muchísima gente todos los días y de todas las ideologías, es un clamor el ‘poneros de acuerdo’. Esta crisis se va a llevar por delante a toda una generación de políticos, yo el primero. Absolutamente, porque el que sobreviva será porque no habrá hecho lo que tenía que hacer. ¿Alguien piensa que esto va a terminar con ganadores y perdedores? En política me refiero. Aquí vamos a perder todos si hacemos las cosas bien. Y, desde luego, aquellos que se atrevan en este contexto a salirse de los acuerdos o, mejor dicho, a salirse de esa actitud necesaria para el acuerdo serán los primeros que caigan. Si no, al tiempo. 

Qué diferencia con la actitud de la oposición en el vecino Portugal.

Claro, porque probablemente haya llegado a la política portuguesa una generación de gente que sea de lo mejor. 

Aquellos que se atrevan en este contexto a salirse de los acuerdos o, mejor dicho, a salirse de esa actitud necesaria para el acuerdo serán los primeros que caigan

¿Le preocupa ese día después y la crisis económica que se avecina?

Pues claro. Que no pierdan siempre los mismos. Suelo decir en términos muy gráficos para que se me entienda: tenemos que ser conscientes de que todos tenemos que perder un poco para que todos podamos ganar un poco. No puede salirse de esta crisis pagándolo la gente más débil y vulnerable. 

El líder del PP en Extremadura, José Antonio Monago, acusa a la Junta de ocultar datos de fallecidos en las residencias. ¿Qué le parece esta acusación?

Desde el minuto uno hemos ofrecido todos los datos de los fallecidos en hospitales como en residencias. En Extremadura, en torno al 70% de fallecidos ha sido en residencias. Lo tengo muy claro: no voy a entrar en la refriega ni en la confrontación porque de esto vamos a tener que salir juntos. Cuanto menos tiempo perdamos en levantar barricadas entre nosotros, más tiempo tardaremos luego en poder retirarlas. Personalmente y políticamente me siento muy cerca de quien está tomando las decisiones porque sé que están rodeados de los mejores.

En las comunidades autónomas hay muy buenos médicos y cirujanos, pero no estamos tan sobrados en expertos de sanidad pública. Los que más saben en este país son gente del Instituto Carlos III y de la Escuela Nacional de Sanidad. Por eso, todos aquellos que critican las decisiones que el Gobierno toma están sin tener ni puñetera idea criticando a los que más saben, que son los que están detrás. Es algo que me llama poderosisimamente la atención. ¿Cómo es posible que gente que no tiene pajolera idea sabe con tanta seguridad y pone en entredicho a los que más saben? El talento de este país en materia de salud pública está en el Ministerio de Sanidad y no en las comunidades.  A un presidente autonómico en la anterior Conferencia le dijo ‘Presidente, está obligado a escucharnos porque en las comunidades está el conocimiento’. Mentira, el conocimiento está fundamentalmente en el Ministerio de Sanidad.

Junta
Guillermo Fernández Vara

Se ha abierto el debate sobre el encierro de los niños. Hay comunidades que piden que se le deje salir. ¿Cuál es la posición de Extremadura?

Vamos a espera al 26. Sabemos que los niños no la padecen pero sí la transmiten. Vamos a esperar. Probablemente algún día cuando alguien analice con cierta objetividad todo lo que está ocurriendo, pues se valore positivamente que hayamos llevado el confinamiento hasta ese grado. El tiempo lo dirá, estoy seguro.

¿Cómo es posible que gente que no tiene pajolera idea sabe con tanta seguridad y pone en entredicho a los que más saben? El talento de este país en materia de salud pública está en el Ministerio de Sanidad

¿Hay riesgo de colapso de las UCI en Extremadura?

En estos momentos estamos en torno a 60 pacientes de COVID-19 y tenemos una capacidad para 180. Ahora además se están cumpliendo quince días de los ingresados durante el pico mayor y algunos de ellos podrán salir esta semana.

¿El mundo y nuestro forma de vida van a cambiar a partir de ahora?

Ya ha cambiado, ya ha cambiado. Casi nada va a ser igual. La condición humana en este tiempo ya cambió porque sus padres y madres han muerto y no han podido estar con ellos, porque no han podido enterrarlos. Hasta dónde se vaya a trasladar eso en la calidad de la vidad no lo sé, pero ya cambió. Tengo la costumbre desde hace años de tener tres carpetas para cuando intento desconectar los fines de semana o el domingo: una pone “asuntos urgentes”, la otra “asuntos necesarios” y la otra “asuntos accesorios”. Cuando el domingo pasado fui al despacho para la Conferencia de Presidentes, vi la carpeta de los “asuntos urgentes” y ya nada es urgente. Ya cambiaron las urgencias y las necesidades. Como anécdota, soy muy futbolero y nunca me imaginé que no me preocupara como le fuera al Barça.

¿Actuó tarde el Gobierno de España? ¿Y la Junta de Extremadura?

Todo los que tenemos una parcela de decisión somos responsables. Pero fue en todo el mundo, en todos los países. Nadie creyó realmente que esto iba a ser una pandemia ni la propia OMS lo tenía claro mes y medio antes de que llegara a España. Por eso, también me siento responsable y como tal deberíamos todos asumirlo porque a la gente hay que liberarla de esa duda. Si alguien piensa en algún momento que se podían haber tomado decisiones con carácter previo, tiene derecho a pensarlo y nosotros la obligación de reconocerlo. 

Photo gallery Así ha sido la vuelta al trabajo de las actividades no esenciales See Gallery

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST