VIRALES
30/10/2020 11:12 CET

Fernando Simón responde a quienes exigen su dimisión: explica que tiene un razón de peso para no irse

"Hay algunos que se meten mucho conmigo".

Getty Images
Fernando Simón, en una rueda de prensa.

Fernando Simón hizo este jueves algo muy poco habitual en él: se abrió de par en par en una entrevista con los hermanos Pou, unos famosos escaladores a los que les contó entresijos de su pasado y de su vida personal.

Además, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias aprovechó para responder a todos aquellos que llevan semanas o meses exigiendo su dimisión. El epidemiólogo ha esgrimido su razón de peso para no irse: no quiere dejar “el marrón” a otro.

“Es duro. No hay que esconder las cosas. Está resultando muy duro. Cada día cuesta mas levantarse y decir: otro día de 15 horas de trabajo, sin comer, sabiendo que no voy a poder casi hablar con mi mujer porque llego, ceno, me tiro en el sofá un ratito y me voy a la cama. Se hace duro”, ha admitido Simón.

Con todo, ha subrayado que él entiende que estas son situaciones propias de su trabajo y de su puesto y tiene que asumir que este es su papel: “No hay otra opción. No puedo tirar balones fuera. No puedo dejarle este marrón a otro, me parecía muy irresponsable por mucho que yo pueda decir: ’Me voy a quitar de en medio, que estoy cansado o estoy agobiado”.

Simón ha celebrado que hay mucha gente que le está apoyando muchísimo (“no os podéis imaginar cuánto”, ha llegado a decir) aunque ha admitido que también recibe golpes. 

“Es cierto que hay algunos que se meten mucho conmigo, me critican. Yo podría decir ahora mismo: ‘Pues me quito de en medio, que se lo coma otro’. Pero me parecería injusto para los otros y me parecería una sensación de abandonar a mitad de camino. No soy así”, ha reiterado.

Pese a ello, el experto sí ha subrayado que si hay alguien que lo pueda hacer mejor que él, “con más calidad”, y “se encuentra y está dispuesto a hacerlo”, él no tendría ningún problema en ceder su puesto. 

“Pero desde luego no me voy a quitar porque esté cansado o porque me sienta más o menos fuerte mentalmente o no. El esfuerzo lo voy a hacer y lo voy a hacer hasta que haga falta. Eso no hay problema”, ha repetido.

Simón ha asegurado que, cuando empezó la pandemia, él ya sabía en dónde se metía y era consciente de que se iba a exponer y que iba a generar reacciones a favor y en contra hiciera lo que hiciera.

“Hay gente que lo ha pasado muy mal. No soy yo el responsable de lo que ha pasado, pero algunas de las cosas que han afectado a mucha población las he podido sugerir yo, considerando que era lo mejor para lo población”, ha explicado el epidemiólogo, que ha admitido que entiende que esa gente que lo está pasando mal tiene que “descargarse en alguien” y buscar un culpable.

“Que me utilizan a mí no tengo ningún problema, me parece bien, acepto, tengo la espalda suficientemente ancha”, ha afirmado antes de destacar que le gusta mucho menos cuando se le utiliza como “arma para otros objetivos, como arma política, arma contra otras personas, para otros intereses que no son exclusivamente controlar esta epidemia”.

“Eso no me hace tanta gracia. no son tantos como parece aunque hagan mucho ruido”, ha zanjado.

Photo gallery Los mejores momentos de Fernando Simón See Gallery

#YONOMEOLVIDO