VIRALES
29/10/2020 20:58 CET | Actualizado 29/10/2020 21:46 CET

El Fernando Simón más íntimo: el flechazo con su mujer, sus hijos y su juventud

El epidemiólogo ha charlado con los hermanos Pou.

Fernando Simón ha dejado ver su lado más personal en una charla en directo con los hermanos Pou, dos escaladores y alpinistas profesionales mundialmente conocidos, a través de Facebook Live. 

El director del CCAES ha hecho un repaso sobre su vida y ha hablado de sus inicios como estudiante de Medicina en la universidad. Simón ha explicado que su padre era médico y que lo único que pudo dejarles es una educación porque tierras no tenía. 

El rostro del ministerio de Sanidad en la crisis del coronavirus ha narrado que cuando era joven dudó entre estudiar Medicina, Oceanografía, INEF o Literatura pero que finalmente se decantó por la primera porque no quiso que su trabajo fuese su hobby. 

Ya en la carrera, Simón ha contado que siempre tuvo buena memoria y que eso le ayudó a sacar algunas las asignaturas: “Tengo buena memoria, buena retentiva. Es un eufemismo para decir que he sido muy vago”. 

Cuando acabó sus estudios, el experto se dio cuenta de que el hospital no era lo suyo: “No me sentía a gusto. La vida en el hospital no me gustaba, me gustaba la medicina general antigua”. Simón se interesó desde bien joven por colaborar con ONGs en África y a raíz de eso encontró interés en lo que ahora es su profesión: las enfermedades infecciosas. 

El epidemiólogo siempre ha sido un hombre de mundo y ha vivido en numerosos países. De hecho, ha explicado que su hija nació en Guatemala, otro de sus hijos nació en Madrid pero tendría que haberlo hecho en Mozambique y el tercero nació en París. 

Uno de los entrevistadores ha hecho una broma sobre si lo que realmente le interesaba a Simón no eran las enfermedades infecciosas sino “las enfermeras infecciosas”. 

“Yo siempre he tenido mucho miedo a las mujeres”, ha afirmado Fernando Simón, que se ha definido como una persona “enamoradiza” y por eso siempre ha tenido ese temor a la hora de mantener una relación. 

Sobre su mujer, con la que ha viajado por medio mundo, ha dicho que ha tenido “mucha suerte”: “Me han pasado cosas muy buenas y una de ellas fue conocer a mi mujer, fue un auténtico flechazo”.

Pero si hay algo, además de su familia, por lo que Simón tiene verdadera fascinación es por los deportes de vela, especialmente el Windsurf. También es aficionado a la escalada, una afición que cultivó cuando llegó a Madrid en 2003 dado que en la capital de España no podía practicar deportes marítimos. 

Photo gallery Famosos que han hablado en contra o a favor de Fernando Simón See Gallery

NUEVOS TIEMPOS