TENDENCIAS
22/06/2019 12:54 CEST | Actualizado 22/06/2019 12:57 CEST

Fernando Tejero habla de la consecuencia física que sufre por disimular su homosexualidad

El actor estuvo este viernes con Cayetana Guillén Cuervo en 'Cena con mamá'.

RTVE

A Fernando Tejero le costó mucho asumir su homosexualidad. El actor pasó toda su infancia y su juventud escondiendo su identidad sexual y el hecho de tener que disimular terminó marcando para siempre una de sus señas de identidad: la voz.

Así se lo confesó este viernes a Cayetana Guillén Cuervo en Cena con mamá, el programa de entrevistas que la actriz presenta en La 1 de TVE. Tejero aseguró que recordaba su infancia como una etapa feliz porque estuvo “rodeado de amor” y se sintió “un niño muy querido”, pero también recordó el daño que le hacían los insultos de sus compañeros del colegio.

“Yo tenía mucha pluma de pequeño”, admitió y contó que para disimularla solía forzar la voz “para demostrar que era un hombre”. Y aquel esfuerzo derivó en la ronquera que le conocemos hoy en día.

Como el miedo y el secretismo continuaron durante la adolescencia, también reveló que había llegado a tener “novias tapadera” a las que quería pero no deseaba: “Yo no entendía tampoco lo que me pasaba o no lo quería entender”.

El actor también explicó lo que había supuesto para él ser un adolescente homosexual en una ciudad como Córdoba: “Como estar en una cárcel. Una tormenta interior que te la comes tú solo, porque no se lo dije a nadie. Hasta que me fui a Madrid no tuve cojones de decirle a nadie ’me pasa esto”.

“Lo peor es que todavía existe parte de ese miedo”, admitió.

TAMBIÉN EN EL HUFFPOST
Photo gallery Jóvenes sin armarios FELGTB See Gallery

SOMOS LO QUE HACEMOS