NOTICIAS
31/05/2019 08:28 CEST

Fin de semana de calor absoluto: estas son más ciudades que alcanzarán los 30 grados

... E incluso más.

EFE

El primer episodio de calor sofocante del año ha llegado ya a España. No es una exageración: las temperaturas en muchas zonas de país se elevarán y se elevarán llegando a alcanzarse más de de 35 grados en al menos 11 provincias: Badajoz, Cáceres, Ciudad Real, Córdoba, Jaén, Madrid, Ourense, Sevilla, Toledo, Zamora y Zaragoza.

El anticiclón se impondrá en prácticamente todo el país y traerá temperaturas que al final de esta semana superarán los valores habituales para la época del año, según ha señalado a la agencia Servimedia uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo. Este portavoz ha resumido la predicción para los próximos días en “sol y cada vez más calor”, al tiempo que ha añadido que “no lloverá prácticamente en ningún punto de España”.

Precaución con estos primeros calores fuertes del año

Del Campo ha explicado también que las temperaturas serán superiores a las normales primero en la mitad occidental de la península y el fin de semana en la cuenca del Ebro y en Canarias. “Precaución con estos primeros calores fuertes del año”, ha alertado.

Por lo tanto, Mayo se despedirá este viernes con un nuevo ascenso de las temperaturas, aunque con menor intensidad que el día anterior. Junio llegará el sábado con un repunte térmico en toda la península excepto Galicia, y los termómetros seguirán disparándose el domingo en la mitad sureste peninsular.

Ojo: hasta 39 grados

Con esta situación, se espera que los termómetros lleguen este fin de semana a 39 grados en Badajoz; 38 en Córdoba; 37 en Sevilla; 36 en Cáceres, Ourense, Toledo y Zaragoza, y 35 en Ciudad Real, Jaén, Madrid y Zamora. Este calor veraniego hará que gran parte de la península tenga este fin de semana temperaturas máximas entre 5 y 10 grados por encima de lo habitual.

Los termómetros reflejarán más de 35 grados en los valles del Guadalquivir, Guadiana, Tajo y Ebro, así como en puntos de la Meseta Norte y del sur de Galicia. Sin embargo, el domingo refrescará por el Cantábrico porque soplarán vientos del norte, y ese descenso térmico se extenderá el próximo lunes a la mitad noroeste de la península.