Anticorrupción interroga a Tomás Díaz Ayuso por su papel en la compra de mascarillas para Madrid

El empresario y conseguidor niega cualquier implicación de su hermana, de la que insiste que no sabía nada.
Díaz Ayuso, Isabel, en un acto reciente
Díaz Ayuso, Isabel, en un acto reciente
Europa Press News via Getty Images

La Fiscalía Anticorrupción interrogó a Tomás Díaz Ayuso, el hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid, el pasado 6 de abril por el cobro de comisiones en la gestión de mascarillas para la región.

Aunque el encuentro con Anticorrupción tuvo lugar antes de Semana Santa, se ha conocido este martes, día 26, por una publicación de El Mundo. En ella se detalla que el fiscal jefe de Anticorrupción, Alejandro Luzón, que es el encargado de la causa en España, preguntó al empresario y conseguidor preguntó tanto por su papel como por la concesión del contrato a la empresa Priviet Sportive, S.L. por un montante alrededor de 1,5 millones.

Según ha añadido la Cadena SER, Tomás Díaz Ayuso señaló que las negociaciones fueron legales y descartó cualquier implicación de su hermana en la gestión de ese contrato, hasta el punto de recalcar que ella no sabía nada de las operaciones.

En paralelo a la declaración de Díaz Ayuso en España, la Fiscalía Europea también tomó declaración al empresario Daniel Alcázar, propietario de la empresa Priviet Sportive S.L.

También al consejero de Sanidad

En las mismas fechas, el Ministerio Público escuchó el testimonio del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero. La mano derecha de la presidenta acudió en calidad de testigo y explicó que se actuó en todo momento de forma “honrada”. Todos los contratos de emergencia se tramitaron con “transparencia” y fueron “acordes” a la legislación sobre contratación en el sector público, siempre “ajustados a procedimiento”, añadió entonces.

Como parte de su gestión, Tomás Díaz Ayuso cobró un importe de alrededor de 283.000 euros, aunque inicialmente su hermana aseguró que la parte que se llevó fue de 55.000 euros. Su participación desató no solo un amplio operativo judicial a caballo entre España y Europa. También, una tormenta en la Asamblea de Madrid y en el seno del PP que acabó con la salida por la puerta de atrás de Pablo Casado.