La Fiscalía pide archivar la denuncia contra Casado y Egea por revelar secretos sobre el hermano de Ayuso

El Ministerio Fiscal señala además que ni el propio perjudicado ha denunciado los hechos.
De izquierda a derecha, Teodoro García Egea y Pablo Casado
De izquierda a derecha, Teodoro García Egea y Pablo Casado
Europa Press News via Getty Images

La Fiscalía ha solicitado que se archive la denuncia presentada por un abogado contra los exdirigentes del PP Pablo Casado y Teodoro García Egea por un delito de revelación de secretos al hablar del hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ya que se trata de “un ejercicio de hipótesis y elucubraciones”.

La denuncia se interpuso por un posible delito de revelación de secretos del Código Penal contra personas desconocidas y pide que se cite como investigados tanto al expresidente del PP como al que fue secretario general para explicar la procedencia de los datos que hicieron públicos sobre Tomás Díaz Ayuso, hermano de la presienta madrileña, en relación con el contrato de compra de mascarillas en la primera ola del coronavirus a través de la firma Priviet Sportive.

Ahora la jueza tiene sobre la mesa el escrito de la Fiscalía en el que solicita que no admita a trámite la denuncia y la archive ya que es “un ejercicio de hipótesis y elucubraciones” a raíz de las declaraciones realizadas por ambos políticos en los medios de comunicación.

En su opinión, a través de dichas manifestaciones el denunciante llega a una conclusión carente de apoyo en hechos acreditados, de cara a solicitar una diligencias de investigación “a los fines de corroborar sus sospechas, lo que resulta no ajustado a Derecho y debe conllevar su archivo”.

La Fiscalía pide que no se admita a trámite la denuncia porque “la conducta denunciada no aparece ni mínimamente probada, invocando genéricamente un posible delito de revelación de secretos, pero sin soporte probatorio alguno y sobre la base de meras hipótesis”.

Argumenta que en ninguna de las comparecencias ante la prensa de ambos políticos se llegó a exponer ni cómo, ni cuándo, ni quiénes proporcionaron los supuestos datos fiscales y bancarios, “lo que implica numerosas incógnitas, pudiendo ser incluso información no verdadera, o bien que no tuviera su origen en los modelos de Hacienda 347 o 303 a los que concluye el denunciante”. Señala, además, que ni el propio perjudicado ha formulado denuncia al respecto.