De dónde sale la foto de los dedos como salchichas del príncipe Carlos

No es sólo cuándo se hizo, es también dónde.
|
El príncipe Carlos, en las islas Salomón el 24 de noviembre de 2019.
Getty Images
El príncipe Carlos, en las islas Salomón el 24 de noviembre de 2019.

La salud del príncipe Carlos de Inglaterra preocupa hoy más que nunca. Todo por unas fotos que se han hecho virales este fin de semana en Twitter, en las que se ve el eterno heredero al trono con los dedos llamativamente hinchados.

La imagen compartida el sábado 13 de junio por la cuenta @ForgottenScouse acumula más de 189.000 me gusta y supera los 36.000 retuits. La cuestión es que ni el problema es de ahora —ya en marzo de 2019 se puso el foco sobre esta parte del cuerpo del hijo de Isabel II— ni tampoco la foto es reciente.

Estas instantáneas se tomaron el 24 de noviembre de 2019 durante la visita que el príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles realizaron a las islas Salomón, dentro de su gira por el Pacífico Sur.

El príncipe Carlos, en las islas Salomón el 24 de noviembre de 2019.
Getty Images
El príncipe Carlos, en las islas Salomón el 24 de noviembre de 2019.

Días antes de hacerse esa foto, los medios británicos mostraron su preocupación por el tamaño de manos y pies del príncipe Carlos. ″¿Por qué están tan hinchados?”, se preguntaban tras su visita a Nueva Delhi (India).

Tampoco es que fuese una novedad de 2019. El príncipe de Gales ya había bromeado años antes sobre sus dedos salchicha. Lo hizo en 2012 durante una visita a Australia y también en 2011 cuando intentó hacer un collar en un taller de Tanzania.

Las causas de esta constante hinchazón pueden ser varias. Un artículo publicado en El Mundo en marzo de 2019 señalaba entre las posibles causas “mala circulación de la sangre, exceso de sal en la alimentación artritis o retención de agua o líquidos”.

Otros expertos sin embargo hablan del efecto que los vuelos largos pueden provocar en pies y manos. Según la Clínica Mayo, “la hinchazón de piernas y pies durante los viajes aéreos es común y generalmente inofensiva. El culpable más probable es la inactividad durante un vuelo”.

Un vuelo de Londres a Nueva Delhi son más de 11 horas y a Melbourne, 23. Llegar a Tanzania desde la capital británica lleva más de 12 horas.

Sugiere una corrección