INTERNACIONAL
31/03/2021 20:30 CEST | Actualizado 31/03/2021 21:12 CEST

Francia cierra los colegios, restringe movimientos y clausura la mayoría de los comercios

Se mantiene el toque de queda a las 19:00 horas en todo el país.

LUDOVIC MARIN via AFP via Getty Images
Imagen de Macron durante su mensaje al pueblo

Emmanuel Macron se pone (más) serio por el avance del coronavirus en Francia. El presidente de la República ha decidido cerrar los colegios al menos tres semanas, también los comercios no esenciales y prohibir los movimientos entre regiones en todo el país.

Francia estará bajo un confinamiento relajado, con limitación de un radio de 10 kilómetros en las salidas del domicilio, salvo causa justificada. El paquete de medidas entrará en vigor el 3 de abril y se extenderá, al menos, hasta el 2 de mayo.

“La situación es más peligrosa que en otoño, porque el virus es más contagioso y más mortífero” debido a la variante británica, ya mayoritaria en el estado, afirmó el líder galo.

Se mantiene el toque de queda, fijado a las 19:00 horas, mientras que el Ejecutivo quiere “sistematizar” el teletrabajo, así como las clases a distancia, para evitar desplazamientos no indispensables.

"La situación es más peligrosa que en otoño, porque el virus es más contagioso y más mortífero"Emmanuel Macron

La prohibición de buena parte de los viajes trastoca los planes de muchos ciudadanos. Al respecto, Macron ha indicado que “quienes quieran cambiarse de región podrán hacerlo hasta este fin de semana”, aunque las nuevas medidas no afectarán a los que se hallen en el extranjero, ya que “quien desee volver a Francia podrá hacerlo en todo momento”.

Respuesta de urgencia al colapso

Hace un par de semanas, el Gobierno decretó un cierre perimetral de los 16 departamentos más afectados, incluida la capital, que afectaban a 23 millones de habitantes, un tercio de su población. Sin embargo, el colapso hospitalario y el crecimiento sin freno del virus han llevado a ampliar estas restricciones a toda la geografía nacional. Ante la saturación de las UCI, Macron ha anunciado la incorporación de 10.000 camas al sistema de salud.

Recientemente, la diplomacia gala desaconsejó a sus ciudadanos viajar a España por ocio, después de las imágenes de turistas borrachos incumpliendo las leyes. En su mensaje, la embajada ponía el foco en la situación crítica de las UCI, con una cada vez mayor llegada de pacientes y un aumento de los jóvenes en estado más grave.

Francia ha confirmado 4.585.385 positivos desde que comenzó la pandemia —el cuarto país con más contagios—, además de 95.364 muertes, según la estadística oficial que comparte el Ministerio de Sanidad español. La incidencia a 14 días lleva semanas disparada y alcanza, en mitad de Semana Santa, los 712,2, más de cuatro veces superior al de España y casi el triple de lo que se consideraría riesgo extremo.

DE EXPERTO A EXPERTO