La moción de censura contra el Gobierno francés no sale adelante

La cuestión fue respaldada únicamente por algunos grupos de la coalición de izquierda Nupes.
|
Elisabeth Borne.
Elisabeth Borne.
EUROPA PRESS

Sin sorpresas. La moción de censura contra el Gobierno francés presentada por la coalición de izquierda ha fracasado en la Asamblea Nacional tras no conseguir el apoyo necesario tal y como se había adelantado, tras el rechazo de la extrema derecha y de los conservadores republicanos.

La votación ha concluido con una amplia mayoría al ‘no’. Los 146 votos a favor de la expulsión de la primera ministra, Elisabeth Borne, se han quedado muy lejos de los 289 apoyos necesarios.

De hecho, la expectativa de que la moción de censura saliera adelante era tan baja que hasta la portavoz del grupo parlamentario de Francia Insumisa ―uno de los integrantes de la coalición NUPES―, Mathilde Panot, ha reconocido que la votación tenía como objetivo “aclarar” las posiciones políticas de cada formación.

La Agrupación Nacional (RN) de Marine Le Pen y Los Republicanos (LR) ya habían adelantado que votaría en contra de la propuesta de NUPES y, de hecho, RN tildó la moción de censura como una “bufonería” de la izquierda francesa, según la cadena de televisión BMFTV.

Borne se defiende

Durante su intervención, Borne ha reprochado a la izquierda que su moción tiene un carácter “obstruccionista” y que la impide trabajar. “Los franceses necesitan un gobierno que actúe, pero algunos solo tienen una obsesión: censurarlo”, ha argumentado Borne en sesión parlamentaria. “Hoy, señoras y señores diputados, podríamos estar haciendo cosas por el pueblo francés. En cambio, estamos debatiendo una moción de censura que obstruye el trabajo parlamentario y por lo tanto la voluntad de los franceses”, ha añadido, según recoge la cadena BFMTV.

Borne ha planteado entre los abucheos de la oposición que le “hubiera gustado” hablar sobre la “emergencia climática” y otras cuestiones de interés para los franceses como “empleo, educación o sanidad”.