POLÍTICA
24/10/2019 13:44 CEST | Actualizado 24/10/2019 17:55 CEST

Franco, exhumado del Valle de los Caídos 44 años después

A las 12.53 horas salía el féretro original a hombros de familiares.

EFE
Los familiares de Franco encabezan la comitiva familiar que porta el féretro con los restos mortales del dictador tras su exhumación

A las 12.53 horas de este jueves 24 de octubre se ha hecho historia en España y se ha cerrado un capítulo oscuro del país: han salido los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos para ser reinhumados en el cementerio de Mingorrubio, en El Pardo, junto a su esposa.

Familiares del dictador han sacado el féretro original con los restos a hombros sin simbología preconstitucional, bajo la atenta mirada de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, que ha ejercido como notaria mayor del Reino en este proceso. Una imagen impactante. Bajo la cruz de 150 metros.

De esta manera, se pone fin a la exhumación, una de las promesas que hizo Pedro Sánchez al llegar a La Moncloa y que se ha retrasado más de un año por los problemas judiciales a raíz de las recursos de la familia del dictador, que ha puesto todos los obstáculos estos meses e incluso quiso llevarlo a una capilla a la catedral de La Almudena.

El grito de la familia: “Viva España, viva Franco”

“Viva España, viva Franco”, este ha sido el grito de la comitiva familiar al depositar el ataúd en un coche fúnebre antes de ser transportado en el helicóptero de las Fuerzas Armadas a Mingorrubio.

La exhumación comenzaba a las 10.30 horas en el Valle de los Caídos, hasta donde ha ido en minubuses 22 familiares entre nietos y bisnietos. Francis Franco llevaba una bandera preconstitucional, y el Gobierno le ha advertido en varias ocasiones que no podían utilizarla ni en la basílica ni en el traslado al cementerio.

El proceso de exhumación se ha producido en la intimidad y no se han grabado imágenes -tampoco se ha permitido a los familiares tener sus móviles-. Por parte del Gobierno estaban Delgado, el subsecretario del Ministerio de Presidencia, Antonio Hidalgo, y el secretario general de Presidencia, Félix Bolaños.

La lápida de 1.500 kilos ha sido retirada sin incidencias, según fuentes del Gobierno. Por decisión de la familia, y a pesar de los daños que presentaba, se ha trasladado el féretro original en el que fue enterrado el dictador en 1975. El prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, ha oficiado un breve responso.

Ha habido tensión al llevar una bandera preconstitucional un nieto y cuando no han querido cambiar el féretro original

Los familiares también han introducido una corona de laurel con la inscripción ‘Tu familia’ como única dedicatoria y un ramo de flores que llevaba en la mano el letrado de la familia, Luis Felipe Utrera-Molina, que se ha unido en grupo.

A la salida, el féretro iba cubierto por un estandarte con la cruz laureada de San Fernando, “como enseña familiar”, según fuentes de Moncloa, y sobre él una corona de laurel con los colores de la bandera de España.

 Partidarios franquistas han ido hasta la puerta del complejo y a Mingorrubio, donde se ha presentado el golpista Antonio Tejero. Este proceso se produce apenas una semana antes de que arranque la campaña electoral para el 10 de noviembre.

El Gobierno siempre ha defendido que se trata de poner fin a una anomalía democrática y que ningún dictador en países europeos está enterrado en un mausoleo para su culto. En el Valle hay 33.815 víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura (21.423 están identificadas). Ninguno de los familiares ha podido recuperar los restos de los represaliados.

“Con la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco, España cumple consigo misma. Se pone fin a una afrenta moral, se da un paso más en la reconciliación que solo puede descansar en la democracia y la libertad. Hoy nuestra democracia se prestigia a los ojos del mundo”, ha pronunciado Pedro Sánchez en una declaración institucional en La Moncloa.

Al terminar la ceremonia en Mingorrubio, los Franco han vuelto a pronunciarse en un tono muy duro, con ganas de llamar la atención y sin visos de pedir perdón. En un comunicado han dicho que el Gobierno “ha consumado la profanación del sepulcro de nuestro abuelo Francisco Franco, con grave atropello de nuestros derechos fundamentales”.

“Lo que el Gobierno presenta como una victoria de la democracia, no es más que un impúdico circo mediático, que solo busca propaganda y rédito electoral. Pero estamos aquí por encima de miserias y mezquindades, porque ha primado nuestra firme decisión de no abandonar jamás a nuestro familiar cuya dignidad y memoria hemos defendido siempre, y ahora más unidos que nunca”, decían en el texto los familiares del dictador.

Un día histórico que arrancaba nubloso y muy frío en la zona, pero luego se ha despejado y lucía el sol, por lo que los restos de Franco se han podido trasladar en un helicóptero SuperPuma. Al grito de “Viva” o “Pedro Sánchez, hijo de puta” ha sido recibido por grupos de ultraderecha en el cementerio de El Pardo.

Una noticia impactante para España y el resto del mundo: 500 profesionales de 150 medios se han acreditado en los dos puntos. De ellos, 58 medios internacionales de 17 países.

24 de octubre. España se reconcilia con su memoria. 

Photo gallery Los nostálgicos del Franquismo, en la exhumación del dictador See Gallery
Photo gallery Exhumación de Francisco Franco See Gallery