POLÍTICA
23/05/2019 13:06 CEST | Actualizado 23/05/2019 15:06 CEST

Rivera rompe una foto de Josu Ternera en su pueblo natal, donde cientos de personas boicotean un acto de Cs

Le emplazan a irse del municipio.

TWITTER

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y la candidata de su partido al Parlamento Europeo, Maite Pagazaurtundúa, han realizado un mitin de las elecciones municipales en el pueblo natal del exdirigente etarra José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera, Miravalles (Vizcaya), al que han llegado escoltados por la Ertzaina y entre gritos de “Visca Catalunya LIiure” y “Gora Euskadi askatasuna”.

Rivera, que ha rasgado una fotografía que pedía la libertad del exdirigente de la banda terrorista detenido en Francia, ha pedido “justicia y libertad” para las víctimas de ETA y ha anunciado que llevará al Congreso una ley que prohíba los homenajes a terroristas.

Rivera ha llegado pasadas las doce del mediodía al pueblo de ‘Josu Ternera’, detenido la pasada semana en Francia, entre aplausos de sus seguidores y gritos de fuera de un reducido grupo de personas. 

Un poco más abajo, se encontraban concentrados alrededor de 300 simpatizantes de la izquierda abertzale. Al pasar por el lugar, el líder de Cs les ha dicho “Egunon”, y algunos de los manifestantes le han llamado “fascista”, y le han emplazado a irse del municipio.

En el recorrido, Albert Rivera iba a compañado por el secretario general del partido, José Manuel Villegas, la candidata naranja al Parlamento Europeo, Maite Pagazaurtundúa, y los diputados de la formación naranja en el Congreso, Joan Mesquida y Edmundo Bal.

Posteriormente, al pasar la comitiva de Ciudadanos delante del batzoki se han escuchado gritos de “Gora Euskadi y Gora Cataluña” (Viva Euskadi y Viva Cataluña).

Aproximadamente a las doce y cuarto del mediodia, Rivera ha llegado al frontón donde se va a celebrar el acto de Ciudadanos y, en ese momento, ha empezado a sonar una sirena a gran volumen desde un primer piso. En las viviendas de las inmediaciones se pueden ver lazos amarillos y un cartel en el que se puede leer “no queremos a los herederos de Franco en nuestro pueblo”.