El G7 moviliza 19.800 millones de dólares en ayudas a Ucrania en 2022

La iniciativa ha sido anunciada este viernes por el ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner.
El ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner.
El ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner.
INA FASSBENDER via Getty Images

Los países del G7, los más industrializados y ricos del mundo, concederán una ayuda financiera de 19.800 millones de dólares a Ucrania en 2022 para que pueda afrontar sus pagos.

La ayuda ha sido anunciada este viernes por el ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner, y es una de las iniciativas adoptadas para responder a la agresión de Rusia a Ucrania en la reunión que mantuvo con sus homólogos del G7 en la ciudad alemana de Königswinter.

“En 2022, hemos movilizado 19.800 millones de dólares estadounidenses de apoyo presupuestario, incluidos 9.500 millones de dólares estadounidenses de compromisos recientes... para ayudar a Ucrania a cerrar su brecha financiera y seguir garantizando la prestación de servicios básicos al pueblo ucraniano”, han señalado en un comunicado.

El G7 apoya el trabajo en marcha con instituciones financieras para dar más financiación a Ucrania, incluyendo la propuesta de la Comisión Europea (CE) de hasta 9.000 millones de euros de asistencia adicional.

Además, el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo y la Corporación Financiera Internacional van a ayudar a las empresas estatales ucranianas y al sector privado con 3.400 millones de dólares.

La cantidad de 19.800 millones de dólares es adicional al apoyo militar y humanitario que ya se había comunicado.

No es la única medida adoptada los países del G7 tras la guerra en Ucrania. El pasado 24 de abril, acordaron limitar la capacidad del Kremlin para sortear las sanciones impuestas a nivel global a través de ventas de su oro y reducir la dependencia de los combustibles fósiles rusos.

En la reunión de los ministros de Exteriores del G7 en Berlín del pasado sábado, también advirtieron en un comunicado conjunto que nunca reconocerán un cambio de fronteras impuesto por la fuerza.