El G-7 se reúne de urgencia para acordar que es crucial "garantizar el acceso a las vacunas" a los países en desarrollo

Los representantes de Sanidad de las grandes potencias valorar la "relevancia estratégica" de ampliar la protección.
Imagen de archivo de una reunión del G7
Imagen de archivo de una reunión del G7
HENRY NICHOLLS via Getty Images

El G-7 pide “acciones urgentes” tras la aparición de la variante ómicron y pone el foco en la importancia de impulsar la vacunación en los países en desarrollo.

Así se extrae de su reunión de urgencia este lunes, donde los ministros de Sanidad de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Canadá, Japón y el representante de la Unión Europea han coincidido en la “relevancia estratégica” de ampliar la protección y hablan de la “alta transmisibilidad” de esta cepa.

De su cita, que no ha concluido en un acuerdo ejecutivo, si ha salido el acuerdo moral de mejorar la capacidad de los más pobres para recibir millones de vacunas e implementar programas de vacunación a gran escala, para lo cual necesitan “asistencia operacional”.

En un comunicado, los ministros han elogiado “el trabajo ejemplar de Sudáfrica al detectar la variante y alertar sobre ella”, mientras que han insistido en la “relevancia estratégica de garantizar el acceso a las vacunas”, así como “llevar adelante los compromisos de donación y abordar la desinformación acerca de las vacunas”. También “apoyar la investigación y el desarrollo”.

Por ello, el G7 quiere “avanzar” hacia el cumplimiento del compromiso de donar 1.000 millones de vacunas, como se acordó en junio.

“Todos hemos estado de acuerdo en la importancia de redoblar los esfuerzos para asegurarnos de que los compromisos se llevan a la práctica”, apuntó el ministro británico de Sanidad, Sajid Javid, ante el Parlamento del Reino Unido tras presidir la reunión con sus homólogos internacionales.

Los ministros de las grandes potencias se han comprometido a “seguir trabajando en estrecha colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los socios internacionales para compartir información y monitorear” la variante. En este contexto, los responsables de Salud del G7 se han comprometido a reunirse nuevamente en diciembre.

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha destacado tras conocerse la expansión de la ómicron la urgencia de distribuir mejor las dosis en el mundo para evitar mutaciones peligrosas. “Tenemos que acelerar la igualdad en las vacunas lo antes posible y proteger a los más vulnerables en todas partes”, ha esgrimido el director del organismo.

Popular in the Community