INTERNACIONAL
05/03/2019 19:02 CET | Actualizado 05/03/2019 19:04 CET

Galería: Los liberados de manos del ISIS en Siria

Las milicias kurdas siguen con el cerco de Baghouz, de donde escapan civiles atenazados durante años por el Estado Islámico, pero también milicianos que tratan de escapar.

BULENT KILIC via Getty Images
Un grupo de mujeres y niños, escapados de las garras del ISIS, a las afueras de Baghouz, en una zona controlada por los kurdos.

Dice EEUU que las horas del Estado Islámico están contadas, pero hasta que eso ocurra, hay muchos civiles sufriendo por su cerrazón. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, cerca de 750 personas salieron este martes de Baghouz (Siria), el último reducto de los yihadistas; entre ellos iban 70 combatientes del EI, que se entregaron a las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza de milicias encabezada por kurdos y que cuenta con el apoyo de la coalición internacional. Y ese reguero es incesante en las últimas semanas, en que se estrecha el cerco sobre la ciudad.

En los últimos 18 días, desde que comenzó la fase final de la ofensiva contra el Daesh en esta zona de Siria, unas 15.100 personas han salido de la zona, incluyendo 1.780 miembros del EI, según cálculos de la ONG. Las milicias kurdas envían a las mujeres y niños a Al Hol, mientras que los hombres son separados y sometidos a interrogatorios, antes de ser enviados a centros de detención. Las FSD han ralentizado el ritmo de la ofensiva para permitir la salida de civiles de la última zona habitada controlada por el grupo terrorista en Siria.

Este éxodo está dejando imágenes impresionantes, de quien escapa, de quien trata de encubrirse entre los civiles siendo miliciano, de los que siguen heridos y reciben escasa ayuda y de quienes, acabada la pesadilla, logran reencontrarse con sus familias, las que no sabían ya si los suyos estaban vivos o muertos. Estas son algunas de las imágenes más representativas de esta liberación de Baghouz.

  • BULENT KILIC via Getty Images
    Una mujer completamente tapada, como impone el Estado Islámico, carga con un niño herido, tras escapar de Baghouz. 
  • Rodi Said / Reuters

    Hareth Najem, un huérfano de origen iraquí, descansa en un camión cerca de Baghouz. 

  • DELIL SOULEIMAN via Getty Images

    Dorothee Maquere, esposa del yihadista francés Jean-Michel Clain, sentada con sus cuatro hijos en una zona de chequeo, tras la salida de Baghouz. 

  • BULENT KILIC via Getty Images

    Mujeres y niñas que han escapado del Estado Islámico, en un camión, en un lugar de la provincia de Deir Ezzor. 

  • Rodi Said / Reuters

    Un niño cuida de su hermano tras escapar de Baghouz. 

  • Rodi Said / Reuters
    Una mujer completamente cubierta espera con su hijo a recibir ayuda tras salir de Baghouz. 
  • Rodi Said / Reuters
    Un miembro de las milicias kurdas atiende a una mujer y a su bebé, recién escapados de Baghouz. 
  • BULENT KILIC via Getty Images
    Un hombre y una mujer heridos esperan a ser atendidos, sobre un camión destartalado. 
  • BULENT KILIC via Getty Images

    Un hombre herido, sospechoso de pertenecer al ISIS, trasladado tras ser interceptado a la salida de Baghouz. 

  • Rodi Said / Reuters
    Una miliciana kurda atiende a una de las civiles rescatadas de la ciudad siria, junto a su bebé. 
  • BULENT KILIC via Getty Images

    Camiones cargados con civiles que escapan del Daesh, ya en zona controlada por los kurdos. 

  • Rodi Said / Reuters
    La espera en las afueras de Baghouz, mientras se reencuentran las familias y se detiene a los milicianos del ISIS.
  • BULENT KILIC via Getty Images

    Un hombre que podría formar parte del ISIS conversa, en francés, con los reporteros de AFP. 

  • BULENT KILIC via Getty Images
    Un sospechoso de pertenecer al ISIS aguarda en un camión a que le pasen revista las Fuerzas de Siria Democrática. 
  • BULENT KILIC via Getty Images
    Las milicias kurdas reparten a las personas escapadas de Baghouz, para ver quiénes son civiles y quiénes milicianos del Estado Islámico. 

  • BULENT KILIC via Getty Images
    Un hombre herido, supuesto miembro del ISIS, trasladado en la zona de atención levantada por los kurdos. 
  • BULENT KILIC via Getty Images
    Un supuesto miliciano del EI, herido levemente, tras su salida del último bastión yihadista. 
  • BULENT KILIC via Getty Images
    Otro herido, supuesto miembro del ISIS, atendido en los alrededores de Baghouz. 
  • BULENT KILIC via Getty Images
    Un supuesto miliciano del ISIS, escapado de la cercada ciudad de Baghouz, desorientado en la zona de atención instalada por las tropas kurdas. 
  • Rodi Said / Reuters
    Un miliciano kurdo se lava las manos en las inmediaciones de Baghouz. 
  • Ari Jalal / Reuters
    Una familia se reencuentra con un niño que estaba aún en manos del ISIS. 
  • Ari Jalal / Reuters
    Unos familiares besan a una joven superviviente yazidí, tras la liberación de parte de su zona de manos del ISIS. 
  • Ari Jalal / Reuters
    Un chico vuelve con su familia, tras estar secuestrado en Baghouz por las milicias del ISIS. 
  • Ari Jalal / Reuters
    Una familia yazidí recupera a un niño, que ha estado en los últimos años bajo el control del Daesh. 
  • Ari Jalal / Reuters
    Un niño yazidí regresa con su familia en Duhok, Irak, un reencuentro tras años en manos del ISIS. 
  • Ari Jalal / Reuters
    Supervivientes yazidíes posan en Duhok, tras reunir a todos los miembros que quedan vivos de la misma familia. 
  • Ari Jalal / Reuters
    Felices, unidos y sin burka, yazidíes libres del ISIS en Irak. 
  • Ari Jalal / Reuters
    Una familia yazidí cuida de un menor, rescatado de manos del ISIS, en su nueva casa temporal de Duhok, Irak. 

ESPACIO ECO