¡Sorpresón! Italia gana Eurovisión 2021; España, con Blas Cantó, queda 24º

Todo lo que ha dado de sí la 65ª edición del festival.
El cantante Damiano David de la banda Maneskin celebra su triunfo en Eurovisión.
Vyacheslav Prokofyev Vyacheslav Prokofyev/TASS
El cantante Damiano David de la banda Maneskin celebra su triunfo en Eurovisión.

Un sorpasso en el televoto y justo en el último momento dio la victoria a Italia en la 65ª edición del Festival de Eurovisión, después de que la edición de 2020 tuviera que ser suspendida debido al coronavirus. El grupo de rock Måneskin arrasó con su tema Zitti E Buoni, con el que lograron 524 puntos.

Los italianos se impusieron a Francia y a Suiza, quienes se disputaban el triunfo según los votos de los jurados de los países. España, como en los últimos años, quedó tercera... por la cola, en el puesto 24º de 26.

Blas Cantó, a quien las casas de apuestas y los expertos no auguraban un buen resultado, defendió Voy a quedarme junto a una luna de siete metros de diámetro. El tema, dedicado a su abuela fallecida por covid-19, solo cosechó seis puntos, quedándose en el puesto 24 de 26.

El murciano sí causó buenas sensaciones en Twitter, donde se alabó mucho su capacidad vocal y que hiciera una actuación impecable.

En el recuento, llamativo fue que España recibió cero puntos en el televoto, algo que también le pasó a Reino Unido, Alemania y Países Bajos. Fue histórico que pasara en cuatro canciones consecutivas.

Resultados aparte, la noche dio para mucho, como para analizar una y otra vez el llamativo gesto del cantante italiano, y dejó desde imágenes impactantes a, cómo no, mucho chascarrillo.

Qué cosilla ver a tantos sin mascarilla

A muchos espectadores les llamó la atención ver al público de la final sin mascarillas ni distancia de seguridad. Cierta impresión daba pese a saber que las 3.500 personas allí congregadas se habían sometido a análisis previos.

La estampa dio para muchos comentarios en Twitter y algún chiste:

De Bosé, por cierto, también se acordaron cuando salieron los lituanos.

Una canción en la que todo el mundo entendió lo mismo

El candidato de los Países Bajos, Jeangu Macrooy, se hartó de repetir el estribillo de su canción, Birth of a New Age, que decía:

Yu no man broko mi
Yu no man broko mi
Yu no man broko, broko mi

Rociíto, estrella invitada

Se veía venir. En cuanto Gjon’s Tears, de Suiza, salió a cantar Tout L’Univers, Rocío Carrasco fue el nombre que inundó las redes sociales. La del helvético se ha convertido en una de las canciones más famosas de España gracias a la docuserie de Telecinco Rocío: contar la verdad para seguir viva, protagonizada por la hija de La más grande.

Y claro, los montajes estuvieron a la orden del día:

Hubo dos parecidos muy razonables...

Bélgica llevó a Hooverphonic pero, en lugar de a su cantante, muchos creyeron ver a la actriz española Nathalie Poza y no se lo pudieron sacar de la cabeza.

A otros, al ver la mano con peineta incluida que Alemania sacó a bailar, les vino a la mente una comparación de lo más razonable con el legendario programa de televisión Grand Prix.

Por cierto, justo antes los finlandeses actuaron con un dedo pintado de rojo porque no les dejaban hacer una peineta. Cómo no, alemanes y finlandeses se hicieron amigos entre bambalinas.

...Y un comentario unánime

De “mejor momento de la noche” calificaron algunos la entrada en escena de Manizha, la representante rusa. Y no porque fuera llamativamente vestida como si fuera una matrioska gigante, sino por cómo se movía... como si fuera montada en una aspiradora Roomba.

Las 12 pifias de España en Eurovisión