POLÍTICA
13/01/2022 09:11 CET | Actualizado 13/01/2022 09:13 CET

Garzón define qué es una macrogranja (y cómo viven los animales en ellas)

Y su coste ecológico. Y, sí, cómo es su carne.

Alberto Ortega/Europa Press via Getty Images
El ministro de Consumo, Alberto Garzón, en una foto de archivo.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha abordado nuevamente la polémica generada por los bulos sobre sus declaraciones en el diario británico The Guardian. El coordinador federal de Izquierda Unida ha explicado este jueves en una entrevista en El País que, a su juicio, se trata de una estrategia electoral empleada por distintas formaciones de la derecha de cara a los comicios adelantados en Castilla y León

Ante las dudas generadas por la campaña de desinformación sobre lo que dijo de la ganadería. Garzón ha explicado que “las fronteras son difusas”, pero tiene muy claro de qué estaba hablando él exactamente en la prensa internacional. El ministro de Unidas Podemos ha reconocido que “efectivamente hay ganadería de carácter intensivo llevada a cabo por familias, por unidades pequeñas, que es sostenible”.

No obstante, él se refería a otro tipo de explotaciones ganaderas de este ámbito, de una magnitud muy diferente. “El modelo extremo de ganadería intensiva al que yo me dirigía es el de las macrogranjas”, ha precisado Garzón.

¿Qué es una macrogranja?

Ante la gran pregunta que se ha estado reproduciendo en los últimos días por esta cuestión, Garzón ha adelantado que es difícil definir con exactitud el concepto. No obstante, sí ha respondido con algunos de los que considera factores clave para pertenecer a este tipo de explotaciones. “Es evidente que hay un modelo que se caracteriza por una producción masiva, rápida y lo más barata posible”, ha afirmado.

Tiene unos costes ecológicos muy altos que se demuestran al cabo de un tiempo, contra los que se moviliza el mundo ruralAlberto Garzón, ministro de Consumo

Además, ha advertido sobre la huella de las macrogranjas en el medio ambiente. “Tiene unos costes ecológicos muy altos que se demuestran al cabo de un tiempo, contra los que se moviliza el mundo rural”, ha anotado para añadir que hay ciertas pautas para poder catalogarlas. “Hay una suerte de consenso entre las comunidades autónomas para hacer una serie de tablas con criterios para definiciones de macrogranja”, ha dicho Garzón.

Ante la pregunta de cuántas cabezas de ganado se requieren para ser una macrogranja, el titular de Consumo se ha mostrado cauteloso por el debate existente en el ámbito comunitario y nacional. “Es un motivo de discusión en estos momentos en el marco de la Comisión Europea y también en el ámbito del Gobierno central y las comunidades autónomas”, ha apuntado.

Están hacinados, en muchos casos no pueden moverse ni siquiera lateralmente, y eso es un contraste muy alto con la ganadería extensiva, social y familiarAlberto Garzón, ministro de Consumo

Sin embargo, Garzón sí ha concretado cuál es la situación de los animales que viven en esas macrogranjas. “Están hacinados, en muchos casos no pueden moverse ni siquiera lateralmente, y eso es un contraste muy alto con la ganadería extensiva, social y familiar”, ha asegurado para argumentar que su carne es de mala calidad porque “la evidencia científica es abrumadora en ese ámbito”.