La Generalitat envía a los centros escolares las instrucciones y un cuestionario para validar sus proyectos lingüísticos

Este martes termina el plazo de ejecución de la sentencia que fija un 25% de castellano en la educación catalana.
|
El 'conseller' de Educación en Cataluña, Josep Gonzàlez Cambray
El 'conseller' de Educación en Cataluña, Josep Gonzàlez Cambray
Europa Press News via Getty Images

La Consejería de Educación de la Generalitat ha enviado la mañana de este martes un documento con instrucciones y un cuestionario asociado a los centros educativos catalanes, para validar que sus proyectos lingüísticos se adapten al nuevo decreto aprobado este lunes, en el día en que termina el plazo de ejecución de la sentencia que fija un 25% de castellano en la educación catalana.

En el documento, la Consejería da unas instrucciones sobre el uso de las lenguas en los colegios públicos y también en los privados con financiación pública.

Al final de estas instrucciones, se incluye un cuestionario que escuelas e institutos deben responder en el plazo de un mes. Son siete preguntas en las que hay responder con sí o no, sobre el proyecto lingüístico del centro.

Este es el documento que el Departamento de Educación ha enviado a los centros.

El cuestionario pregunta, por ejemplo, si el catalán es la lengua utilizada en la acogida, si prevé que el catalán es la lengua normalmente usada como lengua vehicular y de aprendizaje, y si contempla el uso curricular y educativo tanto del catalán como del castellano. También inquiere si el proyecto lingüístico “evita el uso de porcentajes”.

Si responden positivamente a las siete preguntas del cuestionario, su proyecto lingüístico quedará validado a efectos de la normativa vigente, y en caso contrario dispondrá del próximo curso para modificarlo.

Una vez validado, el Departamento de Educación será quien tenga la responsabilidad última del proyecto lingüístico y, por tanto, quien responderá legalmente por éste. Sin embargo, serán los centros los que tendrán que velar para que se cumpla, especialmente “el personal con atención directa al alumnado”. Educación, eso sí, se compromete a reforzar la Inspección Educativa para garantizar el cumplimiento de los proyectos lingüísticos.

Cambray asegura que las instrucciones enviadas dan la “máxima protección jurídica”

El conseller de Educación de la Generalitat, Josep Gonzàlez-Cambray, ha asegurado que las instrucciones que ha enviado este martes a los centros educativos les dan la “máxima protección jurídica” tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que fija un 25% de castellano.

En una rueda de prensa este martes después del Consell Executiu, ha señalado que “es el Departamento quien asume la responsabilidad sobre la legalidad de los proyectos educativos que validamos”.

Gonzàlez-Cambray también ha esperado que las nuevas normativas aprobadas sirvan “para no aplicar porcentajes en ninguna aula” de Catalunya, incluso en las 47 en las que hay dictado un 25% de castellano fruto de denuncias individuales de familias, ya sea como sentencias o por medidas cautelares.

En este sentido, ha avanzado que los gabinetes jurídicos del Govern “emprenderán las medidas procesales para hacer efectiva la adecuación a las sentencias actualmente existentes”, y ha añadido que los tribunales están obligados a velar para que todo el mundo cumpla las nuevas normativas.