POLÍTICA
15/09/2021 11:58 CEST | Actualizado 15/09/2021 12:04 CEST

La Generalitat niega que el veto a Junts en la Mesa provenga del Gobierno

El Govern defiende que Moncloa desconocía los nombres propuestos y atribuye la crisis a la formación de Puigdemont.

David Zorrakino / Europa Press via Getty Images
La conseller de Presidencia, Laura Vilagrà, en una foto de archivo

Horas antes de que tenga lugar la reanudación de la negociación entre el Gobierno de España y la Generalitat de Catalunya con la reactivación de la Mesa de Diálogo, siguen resonando los ecos de la brecha abierta en el Govern por el veto a JxCat. Después de que la formación del expresident Carles Puigdemont provocase una crisis al proponer a dos condenados y a una ajena al Ejecutivo catalán para integrar la Mesa, continúa la sucesión de críticas y el enfrentamiento

En este sentido, desde el ala de Esquerra en el Govern, la conseller de Presidencia, Laura Vilagrà, ha contestado a las acusaciones que conforman el argumentario de Junts y ha dejado claro que el Gobierno de España no está detrás del veto. La integrante del Ejecutivo catalán ha explicado que “es rotundamente falso que la Moncloa supiese y vetase” los nombres propuestos por JxCat para formar parte de la delegación de la Generalitat en la mesa de diálogo y ha atribuido la crisis a las divergencias dentro de Junts. 

El problema es de entendimiento y de diferentes visiones dentro de JxCatLaura Vilagrà, consellera de Presidencia del Govern

Vilagrà se ha referido así a la propuesta de incluir a Jordi Sànchez, Jordi Turull y Míriam Nogueras en la delegación de la Generalitat. Sànchez,  secretario general de JxCat, había denunciado que la decisión de Aragonès de no aceptarlos se debía en realidad a un “veto” de Moncloa. 

“El problema es de entendimiento y de diferentes visiones dentro de JxCat”, ha insistido la consellera, que formará parte de la delegación de la Generalitat en la mesa junto a Aragonès y el conseller Roger Torrent. De esta forma, Vilagrà espera poder acordar un “calendario con reuniones constantes” de la mesa de diálogo, que prevé que pueda reunirse “antes de Navidad”.

JxCat insiste en que han sido excluidos

El vicepresidente del Govern e integrante de Junts, Jordi Puigneró, ha negado este miércoles que hubiese un “acuerdo verbal”, y menos aún escrito, con ERC para formar una delegación para la mesa de diálogo exclusivamente con consellers.

No nos excluimos de la mesa, hemos sido excluidos de la mesaJordi Puigneró, vicepresident del Govern e integrante de Junts

En declaraciones a RAC 1, Puigneró ha descartado modificar la propuesta de nombres de JxCat. “No nos excluimos de la mesa, hemos sido excluidos de la mesa. Nos sentimos vetados”, ha asegurado. También ha enfriado los ánimos de poder llegar a un acuerdo de última hora o a corto plazo. “Si no cambian las circunstancias de este veto, es evidente que no podremos ir a la mesa porque no nos dejarán entrar”, ha adelantado.

“Es muy feo vetar a Jordi Turull y Jordi Sànchez. Alguien nos tendrá que explicar si esta era una condición sine qua non del Gobierno de España para sentarse a negociar”, ha señalado Puigneró. “A nosotros nos podría no gustar alguna de las personas” de ERC en la mesa, ha afirmado, asegurando que JxCat “acepta” todos los nombres.

Òmnium y la CUP 

El vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, ha reclamado este miércoles a las formaciones soberanistas “unidad” y una “estrategia trabajada y consensuada” porque, sino, ha advertido, el independentismo “sigue dividido sin saber cuál es el rumbo que ha de tomar”.

Por su parte, la diputada de la CUP en el Parlament Dolors Sabater ha afirmado que la mesa de diálogo “nace muerta” y ha hecho un llamamiento a reactivar el independentismo “en la calle” y ha pedido convocar el Pacto Nacional por la Amnistía y la Autodeterminación. La formación ha convocado una protesta para esta tarde.

Photo gallery La salida de los presos del 'procés', en imágenes See Gallery

EL HUFFPOST PARA REVOLUT