TENDENCIAS
25/06/2019 12:38 CEST | Actualizado 25/06/2019 13:29 CEST

El maravilloso gesto inclusivo de 'Toy Story 4' que te pasará desapercibido si no te fijas bien

Aplauso lento.

PIXAR

El público lleva días aplaudiendo los guiños que Toy Story 4 hace a los otros títulos de Pixar. Boo, la niña de Monstruos, S.A., es compañera de clase de Boonie; el motorista Duke Caboom era el juguete de Jack-Jack en Los Increíbles y la chapa que las ovejas dan a la pastora Bo Peep es la misma que lleva el abuelo de Up

Entre tantos guiños, la factoría ha colado un gesto inclusivo que a muchos le ha pasado desapercibido, pero que bien merece un aplauso. En la clase de Bonnie no sólo está la niña protagonista de Monstruos, S.A., también hay un niño con un problema de audición.

Lo sabemos porque el pequeño, al que puedes ver en primer plano en esta escena, necesita un implante coclear

PIXAR

El implante coclear lleva colocándose en personas con problemas de audición severos desde 1957, aunque a España no llegó hasta 1985.

Se trata de un dispositivo electrónico que sustituye la función del oído interno dañado, se inserta en la cóclea (también conocida como caracol y que es la parte más profunda del oído interno) y transforma el sonido en impulsos eléctricos que estimulan directamente el nervio auditivo, permitiendo que el paciente oiga. 

Photo gallery Los cameos de Pixar en 'Toy Story 4' See Gallery

ESPACIO ECO