POLÍTICA
05/06/2020 10:28 CEST

Los enloquecidos tuits de Girauta: "Me vais a comer la polla por tiempos"

En defensa de Ussía tras el ataque de éste a Arrimadas.

Pablo Blazquez Dominguez via Getty Images
Juan Carlos Girauta, en una imagen de archivo en el Congreso de los Diputados (Pablo Blazquez Dominguez/Getty Images).

El teclado de Juan Carlos Girauta echó humo este jueves. El exdiputado de Ciudadanos se incendió tras un ofensivo tuit de Alfonso Ussía dedicado a Inés Arrimadas, presidenta de su antiguo partido, al que respondieron varios políticos de la formación.

“No soy empresario. Pero tengo un amigo que se ofrece a emplearla a usted como Relaciones Públicas en una gran discoteca de Marbella”, atacó Ussía. Begoña Villacís, Ignacio Aguado, Lorena Roldán, César Zafra o Miguel Gutiérrez hicieron frente común y desde sus cuentas plantaron cara al periodista. 

Fueron esas respuestas las que molestaron a Girauta, que en su cuenta de Twitter escribió: “El Ciudadanos Auténtico no linchaba periodistas en las redes, aunque sus afirmaciones nos sentaran como un tiro”. 

Un simpatizante de Ciudadanos le recordó un tuit suyo dirigido a Maruja Torres, a lo que Girauta contestó: “Lee mejor: Cs no linchaba a periodistas por mucho que insultaran a Albert. Solo yo contestaba, ¿vale? Y mis encontronazos con periodistas MOLESTABAN ENORMEMENTE A INÉS. Abrid los ojos, coño. A Ussía lo han echado del diario de Atresmedia, y ya hay permiso para ir a por él”.

En otro mensaje recalcó que no reconocía a sus excompañeros en esos “linchamientos”: ”¡Decenas de cargos públicos completándoos como trolls podemitas!”. “A Alfonso Ussía entradle de uno en uno, si hay valor”, pidió.

Minutos después, remató su estallido (y de manera bastante soez). “Bueno, no sujetáis a los perros, ¿eh? De acuerdo, vosotros lo habéis querido. He dejado mi tierra y he roto con muchos amigos por defender la libertad”, escribió antes de llamarles traidores en una frase que no merece ser reproducida. 

En respuestas a otros mensajes de tuiteros, Girauta precisó que “todo se puede criticar”, incluido Ussía, “pero no ha habido crítica, sino una bandada de buitres carroñeros cayendo en grupo sobre un grande”.