El Gobierno anuncia un control interno en el CNI y la creación de la comisión de secretos oficiales

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha invitado a todos los partidos políticos a formar parte de la comisión parlamentaria.
Laura Vilagrà y Félix Bolaños.
Laura Vilagrà y Félix Bolaños.
Lorena Sopena/Europa Press via Getty Images

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha anunciado este domingo en la rueda de prensa posterior a su reunión con la consellera de la Presidencia de la Generalitat, Laura Vilagrà, que el Gobierno abrirá cuatro mecanismos para esclarecer lo sucedido con el presunto espionaje a líderes independentistas.

Después de calificar que “ha sido una reunión cordial y sincera”, Bolaños ha justificado ante los medios de comunicación que el objetivo del Ejecutivo central es el de “reafirmar nuestro compromiso con los derechos fundamentales” y “demostrar que nuestra democracia es garantista”.

“He transmitido al Govern que el Gobierno de España comprende la preocupación y la inquietud de las personas que se han visto afectadas, y aquellas personas que han sentido preocupación. Les comprendemos y entendemos”, ha señalado.

El Gobierno ha trasladado a la Generalitat que abrirá “un control interno en el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para analizar las actuaciones y las medidas existentes”. Esta institución también se pondrá a disposición de la investigación iniciada por el Defensor del Pueblo.

Félix Bolaños también ha detallado que, durante la reunión, ha informado al Govern que se va a constituir, “de manera inmediata”, la comisión de secretos oficiales en el Congreso de los Diputados, donde comparecerá la directora del CNI, Paz Esteban López, para aportar información y documentación.

El cuarto mecanismo propuesto por el Gobierno será el de su iniciativa a colaborar con la Justicia, mostrando su disposición a “desclasificar documentación para esclarecer los hechos en sede judicial”.

La sociedad catalana nos pide a los dos gobiernos que apostemos por el acuerdo, por el diálogo. La situación política y social que existe hoy en Cataluña es completamente distinta a la que había en Cataluña hace años”, ha defendido.