POLÍTICA
31/08/2021 15:38 CEST

El Gobierno se compromete a aprobar la ley de Vivienda antes de fin de año

Y descarta modificar los delitos de rebelión y sedición en estos cuatro meses.

Fernando Camino via Getty Images
Sucesión de carteles de alquiler y venta en un solar

Uno de los grandes quebraderos de cabeza del Ejecutivo podría ver la luz antes del 31 de diciembre. El Gobierno se ha comprometido a sacar adelante su ley de Vivienda como parte del Plan Normativo de 2021 aprobado este martes en el Consejo de Ministros.

Se trata de un macroproyecto “muy ambicioso”, en palabras del ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, que supondrá llevar a cabo antes del 31 de diciembre 144 iniciativas, entre ellas también la ley de Formación Profesional, la ley de Ciencia, la de Creación y Crecimiento de Empresas, la ley 5G o la reforma laboral.

“Nos hemos comprometido a que antes del 31 de diciembre estén en marcha determinadas reformas”, ha apuntado Bolaños, como parte de la “agenda social y económica para la recuperación justa” que ha previsto Moncloa. El ministro ha remarcado que el objetivo es que esa recuperación económica “que se va a producir de manera muy potente en España vaya acompañado de cohesión social”. 

La ley de Vivienda ha sido un constante foco de discusión entre los dos socios de Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, con las negociaciones encalladas durante meses y con un constante cruce de declaraciones públicas. 

UP ha venido reclamando desde el comienzo de las discusiones, fijar un precio máximo al alquiler en las zonas más tensionadas, punto rechazado de pleno por el PSOE. El anterior ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, llegó a proponer beneficios fiscales para los propietarios que rebajasen los precios, pero sin que el Gobierno interviniese el mercado. Ahora, las negociaciones finales pasan a manos de la ministra Raquel Sánchez.

No a la reforma del delito de sedición

En la misma rueda de prensa, Bolaños ha descartado cualquier reforma del Código Penal relacionada con los delitos de rebelión y sedición de aquí a final de año. 

“Entendemos que en estos cuatro meses no era prioritario afrontar esta modificación del Código Penal”, ha señalado Bolaños, antes de apuntar que en lo sucesivo, cuando se elaboren los futuros planes normativos, ya irán viendo.

De aquí al 31 de diciembre, ha dejado claro, la prioridad del Gobierno es cumplir con los 50 compromisos adquiridos en Bruselas con el Plan de Recuperación Económica.

TERRITORIO PARADORES