El Gobierno planea limitaciones a la actividad de los VTC

El Ejecutivo baraja la creación de una norma nacional con la que amparar algunas de las restricciones en vigor en Cataluña o Valencia.
Un cliente viaja en un vehículo VTC de la firma Cabify en Madrid
Un cliente viaja en un vehículo VTC de la firma Cabify en Madrid
Eduardo Parra / Europa Press via Getty Images

El Gobierno está sopesando dar un volantazo que cambie de golpe el rumbo que había tomado respecto de la normativa de los VTC (Vehículo de Transporte Concertado), la forma técnica de dirigirse a la actividad de empresas como Uber y Cabify. Si en el pasado había dejado en manos de la comunidades autónomas las decisiones en esta materia, según ha podido saber El País, el Ejecutivo planea crear una norma nacional que limitaría a este tipo de firmas.

Se trata de una medida que introduciría restricciones a la actividad de los VTC y que serviría de amparo a algunas de las limitaciones vigentes en Cataluña, Valencia, Aragón o Euskadi. En líneas generales, se abriría la puerta a que puedan implantarse nuevas restricciones regionales, pero con el foco en sancionar la actividad irregular de este tipo de vehículos.

En formato de enmienda

Según apunta El País, para crear este marco nacional no se está proyectando la creación de una nueva ley. En vez de ello, el Gobierno sopesa introducirlo en un proyecto que se tramita en el Senado. Busca incorporarlo al “proyecto de Ley por el que se modifica la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT), en materia de infracciones para luchar contra la morosidad en el ámbito del transporte de mercancías por carretera”.

Se trataría de enmendar el apartado 39 al artículo 140 de la LOTT para considerar como “infracción muy grave” a distintas prácticas de los VTC.

¿Qué se penalizaría?

Entre las siguientes acciones que podrían ser sancionadas con la nueva ley, se halla el inicio de un servicio y la recogida de clientes sin que los clientes hayan precontratado el servicio. Se trata de un punto de especial relevancia, puesto que las principales limitaciones realizadas hasta ahora se basan en tener que solicitar el permiso entre 15 minutos antes y una hora. Este último período es el que ha aprobado Valencia en una ordenanza.

También se penalizará realizar un viaje sin que el titular de la autorización haya comunicado, por vía electrónica, los datos al registro pertinente. Además, los titulares de los VTC no podrán fomentar la captación de clientes en la vía pública y los vehículos deberán ir correctamente señalizados.

Huelga de taxis en Barcelona y Madrid

Popular in the Community