ECONOMÍA
14/09/2020 11:33 CEST | Actualizado 14/09/2020 15:44 CEST

El Gobierno suspende la regla de gasto para que los Ayuntamientos puedan gastar el superávit

Tras no lograr sacar adelante el Real Decreto de los remanentes de los Ayuntamientos.

Europa Press News via Getty Images
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante una rueda de prensa el 3 de septiembre de 2020 (Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images).

El Ministerio de Hacienda ha anunciado este lunes que va a impulsar un nuevo decreto ley para que los ayuntamientos cuenten con más recursos para hacer frente a la crisis del coronavirus que, entre otras cosas, incluirá la suspensión de la regla de gasto para el año 2020, y tendrá un impacto superior a los 3.000 millones de euros. No obstante, no se abordarán medidas relativas a los remanentes de tesorería de los ayuntamientos de los años anteriores, por “falta de consenso”.

4 días después de la derrota en el Congreso

El Gobierno ha tomado esta decisión tras su primer gran fracaso en el Congreso al no lograr sacar adelante el Real Decreto de los remanentes de los Ayuntamientos. A pesar del acuerdo entre el Gobierno y la FEMP, la oposición se unió en una “rebelión de los alcaldes” y el decreto sólo consiguió 156 ‘síes’ frente al resto de 193 ‘noes’.

El objetivo del nuevo decreto es recuperar el 85% de las medidas que ya se incluían en el derogado decreto, como por ejemplo, la suspensión de la regla de gasto para este año.

En Al Rojo Vivo la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha explicado su intención es que la regla de gasto también pueda quedar suspendida para el año 2021, aunque esto no se abordará todavía en este decreto, como tampoco se incluirán medidas relativas a los remanentes de tesorería.

Hacienda reconoce a este respecto que se trata de un punto que ha evidenciado una “falta de consenso” por parte de los diferentes grupos políticos en el Congreso, por lo que prefiere dejarlo a un lado por el momento, aunque asegura tener “la mejor de las disposiciones” para escuchar las propuestas y soluciones alternativas de los grupos.

Una rectificación por parte del Congreso

No obstante, la presentación del nuevo decreto, aunque no atienda esta cuestión, supone una rectificación por parte del Gobierno, en la medida en que la propia Montero descartó la semana pasada presentar desde el Ejecutivo una nueva iniciativa para recuperar las medidas que quedaron derogadas, e instó a los grupos a proponer alternativas.

Precisamente la Junta de Portavoces de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) se reúne este lunes para buscar soluciones a la falta de liquidez de los consistorios y después de que todos los partidos, salvo el PSOE y Unidas Podemos rechazaran la primera propuesta planteada por el Gobierno.

La reacción de Almeida

Uno de los primeros alcaldes en reaccionar ha sido el de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, quien ha considerado que es “muy buena noticia” y que es ”útil” para 2020 pero más para 2021, cuando se incrementará la crisis económica.

Además, ha reclamado fondos para los más de 3.000 ayuntamientos que no tienen remanente de tesorería: “Zaragoza, Cádiz o Valencia por ejemplo no tienen superávit pero tienen las mismas necesidades que Madrid, Barcelona o Bilbao sus ciudadanos”.

Europa Press News via Getty Images
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. 

“Si se permite el incumplimiento de la regla de gasto en 2020 y 2021, la utilización de nuestro superávit en los términos en los que lo tenemos, y además a los ayuntamientos que no tienen se les dota de una cantidad se va en la buena dirección”, ha afirmado el alcalde de Madrid.

Colau también lo celebra

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha celebrado este lunes que el ministerio de Hacienda haya decidido suspender la regla de gasto: “Tenía que haber una segunda oportunidad”.

En una entrevista de TV3 la alcaldesa ha afirmado que la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, “se equivocó al firmar un decreto sin haber consenso suficiente” y ha celebrado que se abra a hacer una negociación.

Aun así, ha insistido en que se debe cambiar el marco legislativo y que, mientras no se haga, se deben tomar medidas de emergencia, como la regla del gasto, aunque advierte de que no es suficiente.

“Es necesario un fondo de emergencia para todos los ayuntamientos para que, de forma equitativa y en base a la población, todos los ayuntamientos tengamos una financiación extraordinaria igual que han tenido las comunidades autónomas”, ha sostenido.

Ha dicho que los ahorros del Ayuntamiento de Barcelona se sitúan alrededor de los 165 millones de euros y ha reclamado que todos los ayuntamientos tengan acceso a una financiación extraordinaria: “Es una cuestión de mínimos”.

Las principales medidas del nuevo decreto 

  • El nuevo decreto recuperará la suspensión de la regla de gasto para el año 2020.
  • Se prorrogará el uso del superávit de 2019 para financiar inversiones financieramente sostenibles, cuyo impacto alcanza los 987 millones.
  • Se permitirá concluir en 2021 los proyectos de inversiones financieramente sostenibles iniciados en 2019 y que se estén financiando con superávit de 2018. Según el Ministerio, el impacto potencial podría alcanzar hasta los 621 millones de euros.
  • Se habilitará la posible utilización del superávit de 2019 para financiar gasto en 2020, siempre que se cierre este ejercicio en equilibrio presupuestario.
  • Con carácter excepcional, se permitirá que las Diputaciones Forales y los Cabildos Insulares de Canarias puedan utilizar el superávit de 2019 para compensar la caída de ingresos en los tributos estatales concertados o en los ingresos tributarios que obtengan y les correspondan exclusivamente por los impuestos indirectos de regulación estatal del Régimen Económico y Fiscal de Canarias.
  • El nuevo decreto también recogerá las medidas relativas a aliviar la situación de los municipios en peor situación económica. Así, las Entidades Locales en riesgo financiero podrán pagar sus deudas con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social con recursos del Fondo de Ordenación. También se permitirá a estos ayuntamientos que cancelen sus deudas del Fondo para la Financiación de los Pagos a Proveedores acudiendo a préstamos con entidades de crédito. 
  • Se permitiría que las Diputaciones Provinciales y entidades equivalentes puedan salir en ayuda de los municipios con problemas.
  • Otro aspecto “fundamental” que también se recuperará en este nuevo decreto “tiene que ver con las normas esenciales para el cálculo de la liquidación definitiva de la participación en tributos del Estado de 2018, lo que supone para los ayuntamientos 634 millones”.
  • Se “instrumentarán los suplementos de crédito necesarios para atender las entregas a cuenta de la participación de las entidades locales en tributos del Estado para fin de ejercicio”.