BLOGS
11/06/2020 10:32 CEST | Actualizado 11/06/2020 10:32 CEST

Gracias al Ingreso Mínimo Vital seremos mejores

Es la mayor demostración de cariño que nos hemos hecho en esta tierra desde que se comenzó con nuestro sistema sanitario universal.

Sergio Perez / Reuters
Santiago Abascal, líder de Vox, único partido que no ha votado a favor del Ingreso Mínimo Vital. 

Mucha de la gente que se queja de que el Ingreso Mínimo Vital (IMV) es dar dinero gratis por no hacer nada no ha gastado ni un minuto de su vida en hablar lo mismo de los defraudadores de Hacienda. Es más, diría que incluso hay quienes dudan de que el fraude fiscal sea fraude, porque muchas de estas personas albergan la idea de que escaparte de las pretensiones que tiene el Estado de cobrarte impuestos es legítimo. Valiente incluso.

Del otro lado, bueno, enfrente, están atónitas todas aquellas personas que creen que pagar impuestos va en la lógica de que la sociedad sea un lugar más afable para la mayoría. Allá cada quien con lo suyo.

El Ingreso Mínimo Vital es la mayor demostración de cariño que nos hemos hecho en esta tierra desde que se comenzó con nuestro sistema sanitario universal. Se habla de que llegará a más de 2 millones de personas. Me parecen suficientes personas como para entender que es lógico que probablemente algunas de ellas podrían esforzarse un poco más en conseguir ingresos por sí mismos sin la ayuda del Estado. ¿Qué quiere decir esto? ¿Vamos a perseguir a personas que solicitan 500 euros al mes? Ridículo y ruin.

Como visión ideal, que el Gobierno se ocupe de una parte de los gastos de las personas que tienen menos renta, gastos que realmente no pueden evitar, me parece una buena noticia. Además, también es una buena noticia que se dé un complemento salarial a las personas que tienen una renta baja. Eso de lo que tenemos cerca.

Ningún partido parece estar en contra de esta medida, salvo Vox. Esto es positivo, porque significa que si la gente sabe lo que vota, sólo el 85% de la población española está a favor del IMV.

¿Pero qué es lo más celebrable? La voluntad inequívoca de querer erradicar la pobreza. 

Esto que hemos hecho aquí ya se da en otros países europeos, y los datos son claros: es muy complicado erradicar la pobreza y las situaciones de exclusión y bajo ascensor social, pero se hace una herramienta muy eficiente para mejorar la salud mental de la mayoría de la población. Ya sería un logro.

Ningún partido parece estar en contra de esta medida, salvo Vox. Esto es positivo, porque significa que si la gente sabe lo que vota, sólo el 85% de la población española está a favor del IMV. Siendo que hasta un 9,8% de los españoles viven en extrema pobreza según Oxfam, creo que estamos hablando bastante bien del común de los mortales. Siempre me gusta decir que los españoles somos buena gente. Y es que lo somos. Claro.

Si el IMV llega a algo más de 2 millones de personas, tal como afirma el ministro de la Seguridad Social; José Luis Escrivá, ya sería un éxito. Nada es más importante para una sociedad que que no haya pobres.

Estamos en el reto de buscar un lugar mejor para nuestras hijas, para la gente joven, que vivimos la realidad constante y normalizada de no poder emanciparnos totalmente hasta los 30 años, buscamos un país sin pobres, con una mejor salud mental y mayores cotas de bienestar para la mayoría. 

Seguimos.