POLÍTICA
03/12/2019 08:29 CET | Actualizado 03/12/2019 08:29 CET

Greta Thunberg ya ve tierra

La activista publica en Twitter desde el mar una imagen con la costa al fondo.

EFE
La activista sueca Greta Thunberg.

Cual Rodrigo de Triana avistando América, la activista sueca Greta Thunberg, de 16 años, ha publicado en Twitter una imagen en la que se puede apreciar al fondo la costa continental. Lo cierto es que a punto de tocar puerto de entrada a Europa, hay pocas certezas sobre el tránsito por Portugal de Thunberg, cuya inminente aparición esta rodeada de un halo de misterio usualmente reservado a estrellas de rock.

Thunberg desembarca este martes en Lisboa, última parada antes de participar en la cumbre del clima de Madrid, rodeada de expectación mediática y política y también de rumores sobre cómo llegará hasta la capital española.

Los vientos que empujan el catamarán en el que ha atravesado el Atlántico determinarán su hora exacta de llegada al muelle, donde la esperarán el alcalde de Lisboa, el socialista Fernando Medina, decenas de periodistas portugueses e internacionales, y activistas.

También estará allí, si la previsión se cumple, la comisión parlamentaria de Ambiente, decidida a ir hasta ella una vez que Thunberg no acudirá a la Asamblea de la República, como se previó inicialmente.

“Breves comentarios”

Desde el muelle, la adolescente realizará unos “breves comentarios” y responderá a preguntas de la prensa antes de salir del embarcadero con destino desconocido.

Empiezan aquí las grandes incógnitas del paso de Thunberg por Lisboa, que será lo más breve posible, según fuentes conocedoras de los preparativos, con el objetivo de cumplir su verdadero anhelo: llegar cuanto antes a Madrid.

La principal pregunta es cómo lo hará. Desde el entorno de la activista se da como opción más probable el tren, lo que deja dos posibilidades, o bien el diurno, que atraviesa Extremadura y obliga a realizar hasta tres cambios de ferrocarril, o bien el nocturno, el Lusitânia, que pasa por Salamanca.

Ambas opciones superan las 10 horas de trayecto, y dado que el diurno parte a las 8.15 de la mañana, se especula con que el nocturno, que emprende camino a las 21.35 hora local, sea el elegido.

Pero como no hay nada confirmado, también está ya a su disposición en Lisboa el coche eléctrico ofrecido por la Junta de Extremadura, que podría realizar su trayecto en un plazo siempre superior a siete horas, en función del modelo elegido y los desvíos que realice para encontrar cargadores compatibles hasta llegar a Madrid.