NOTICIAS
30/08/2019 14:46 CEST

Gucci y Balenciaga vuelven a ser fiables y 'cool'

Este importante grupo del mundo del lujo ha conseguido reposicionar a las dos grandes firmas.

En el mundo del lujo, del ultra lujo hay tres nombres que se llevan la palma: el grupo Kering, el grupo LVMH y Hermés. Sin estas tres compañías que controlan el 80% de las empresas y marcas del mundo de lo más envidiado, no se entendería un de los sectores que más dinero mueven a nivel global.

Kering, además ha demostrado que es capaz de reinventarse en tiempo récord, pese a la grave crisis que atravesó y que su estrategia ha sido acertada. Vendió activos no suficientemente lujosos, se enfrentó a una reestructuración de Gucci como pocas marcas han sido capaces de afrontar. También reposicionó Brioni, Balenciaga o Alexander McQueen. Y todo en menos de cinco años. Este esfuerzo ha supuesto regresar a los números verdes con fuerza y, sobre todo, con clientes convencidos y fieles.

La infidelidad es uno de los talones de Aquiles del lujo, sobre todo entre los consumidores más jóvenes, que presos de las redes sociales y del instant clicking, su tasa de infidelidad a las marcas es la mas alta de todos los estratos sociales: “Son capaces de comprar productos de lujo sin pensar en la marca y en su reputación”, aseguran los expertos en el sector. Ya no son ni siquiera millennials acostumbrados a comprar sin filtros; son jóvenes de hasta 35 años que consideran que las marcas “tradicionales” dentro del universo del lujo no son las “únicas”.

 

El HuffPost

Pero al fin, para ellos, Gucci y Balenciaga vuelven a ser marcas “fiables y cool” de manera más sostenible. La primera, porque por fin ha dado en clavo con los diseños, ha regresado a sus orígenes con un toque moderno y casual. Carlota Casiraghi consiguió durante los años en los que ha sido imagen de la marca —después ha apostado a Yves Saint Laurent— lo que parecía imposible: una imagen joven y sofisticada al tiempo que transmite comodidad. Filósofa de profesión, ecologista por conciencia y amante de las artes por pasión, es considerada como la it de las it´s de las milennials entraditas en años.

Balenciaga es la marca por excelencia. El lujo llevado al máximo exponente del grupo Kering lleva dos años superando los 1.000 millones en ventas y, según la plataforma mundial de búsqueda Lyst Index (que mide las búsquedas y compras globales de forma mensual entre cinco millones de clientes), es la tercera marca de lujo más demandada del mundo.