ECONOMÍA
01/11/2020 10:08 CET

Guía básica sobre impuestos para los que no saben de impuestos

¿Qué son los impuestos y quién los paga? ¿Cuáles son los que más recaudan?

nortonrsx via Getty Images
Portrait of a worried woman looking through finance.

Preparados.... listos... ¡ya! El Gobierno ha dado esta semana el pistoletazo de salida para la elaboración de los presupuestos generales del Estado de 2021, cuya aprobación no será sencilla por la compleja composición del Congreso.

Ante el descuadre existente en las cuentas públicas desde hace años y el importante aumento del gasto por el coronavirus, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tiene previsto incluir una subida de impuestos en el proyecto, como ya ocurriera en las fallidas cuentas públicas de 2019. Esto ha vuelto a poner sobre la mesa del debate público el eterno dilema sobre los impuestos. 

¿Qué son los impuestos y quién los paga?

Los impuestos son unos tributos, unas cantidades de dinero, que los ciudadanos y las empresas tiene que pagar al Estado, sin que este tenga la obligación de dar una contraprestación a cambio. Los impuestos son la principal fuente de ingresos que tienen los Gobiernos y sirven para financiar el gasto público.

La Constitución Española establece que todos los ciudadanos tienen la obligación de pagar impuestos, en la medida de sus capacidades:

Artículo 31.1 de la Constitución Española

Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio.

¿Qué tipos de impuestos hay? 

Existen muchas formas de clasificar los impuestos. Lo más habitual es realizar una división que tenga en cuenta el tipo de renta o patrimonio que se grava. Se pueden separar en dos categorías: directos e indirectos.

Esta no es la única clasificación, ya que se puede hablar también de impuestos objetivos o subjetivos; de progresivos o proporcionales; u ordenarlos según la administración que los cobre: local, autonómica, estatal y comunitario.

¿Qué es un impuesto directo?

Los impuestos directos son aquellos que se aplican sobre los ingresos, el patrimonio o cualquier otra manifestación directa de la capacidad económica de una persona. Un ciudadano tiene que pagar estos impuestos por todos aquello que posea (una casa, un terreno...) y por el dinero que ingrese (un salario, una pensión...).

Algunos impuestos directos que se pagan en España son: el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), el impuesto sobre sociedades o el impuesto sobre el patrimonio. 

¿Y uno indirecto?

Estos tributos gravan la manifestación indirecta de la riqueza de las personas. Un ciudadano tiene que pagar estos impuestos cuando consume algo o recibe un bien.

Aquí se encuentran el impuesto sobre el valor añadido (IVA) o los impuestos especiales, que solamente pagan aquellos que consumen ciertos bienes como el alcohol, los hidrocarburos, el tabaco o la matriculación de vehículos.

¿Cuáles son los que más recaudan?

Los impuestos más importantes para las arcas públicas son, como es lógico, los más conocidos por los ciudadanos: el IRPF —una parte de la nómina de los trabajadores se retiene— y el IVA —se paga al comprar un producto—. 

Estos dos impuestos son los que más dinero aportan cada año a la Agencia Tributaria, con mucha diferencia respecto a otras figuras. Siete de cada 10 euros recaudados en España provienen del IRPF y del IVA.

Pero hay otro importante ingreso que las administraciones públicas reciben todos los meses. Se trata de las cotizaciones a la Seguridad Social, que no se consideran un impuesto, pero que sirven para pagar las pensiones, las prestaciones por desempleo o las prestaciones por nacimiento.

“Las cotizaciones sociales no se consideran un impuesto. Sin embargo, son la principal fuente de ingresos del sector público”, señala el inspector de Hacienda Francisco de la Torre, exdiputado de Cs, en su libro ¿Hacienda somos todos?.

Este es el peso de cada uno de ellos sobre el total de los ingresos fiscales (y su comparación con la OCDE):

Si no puedes ver el gráfico, sigue este enlace.

¿Cuánto dinero se prevé recaudar?

Las previsiones de recaudación se incluyen habitualmente en los presupuestos generales del Estado. Al no existir unas cuentas públicas de 2020, hay que recurrir a las previsiones realizadas por la ministra María Jesús Montero para el año 2019 en aquel proyecto, que luego tumbó el Congreso.

Allí se detallaba cuánto dinero se pensaba recaudar gracias a los impuestos durante el año pasado. En concreto, 227.356 millones de euros. Una cifra que jamás ha recaudado ningún Gobierno en la historia. Bien es cierto que aquel proyecto incluía unas subidas de impuestos que no se han aplicado. 

Esta era la previsión de recaudación de los impuestos más importantes:

- El IRPF recaudaría 86.454 millones, un 4,9% más que en 2018

- IVA: 78.307 millones, un 11,7% más.

- Impuesto sobre Sociedades: 27.579 millones, un 14,1% más.

- Impuestos Especiales: 23.057 millones, un 11,8% más.

- Otros ingresos: 11.959 millones, un 16,4% más.

Si no ves el gráfico, sigue este enlace.

Pero, ¿cuánto dinero se recauda realmente?

Los políticos suelen ser muy optimistas a la hora de hacer las previsiones sobre cuánto dinero se va a recaudar por impuestos a la hora de elaborar los presupuestos. Esto es algo que le ha ocurrido tanto a Gobiernos del PSOE como del PP. 

La recaudación real de impuestos en 2019 ascendió a 212.808 millones de euros, según el informe anual de la Agencia Tributaria. Esta cifra supone un récord histórico de recaudación. Se sitúa un 2% por encima de los 208.685 millones de euros recaudados un año antes, que ya superaron el pico alcanzado en 2007 en plena burbuja inmobiliaria

Como se ha comentado antes, los impuestos que más recaudaron el año pasado fueron el IRPF (86.892 millones) y el IVA (71.538 millones).

Así ha evolucionado la recaudación en los últimos años:

Si no puedes ver el gráfico, sigue este enlace.

¿Cómo afecta el coronavirus a los impuestos?

La crisis sanitaria y económica provocada por el coronavirus no solo supone un aumento del gasto público, sino que también ha afectado notablemente a los ingresos. La recaudación por impuestos iba creciendo progresivamente en España en los últimos años, a medida que mejoraba la economía y se creaban nuevos puestos de trabajo.

Esa tendencia se ha roto con la covid: los ingresos tributarios se están resistiendo en 2020 ante la compleja situación económica. La recaudación en el mes de abril —en pleno confinamiento— fue un 32% menor

“Los ingresos serán los más afectados al debilitarse las principales bases sobre las que se sustentan: empleo, salarios, consumo, inversión y beneficio empresarial, lo que provocará una fuerte pérdida de recaudación tributaria”, avisó recientemente la Airef.

¿Se pagan muchos o pocos impuestos en España?

La presión fiscal en España se sitúa por debajo de los países de la Unión Europea. En concreto, los ingresos por impuestos en nuestro país se situaron en el 35,4% del producto interior bruto (PIB) en 2018 frente al 41,7% de la eurozona, según la agencia europea de estadística Eurostat.

Existe una diferencia de 6,3 puntos respecto a la media de los países con los que España comparte moneda. Si se cerrase esa brecha, España recaudaría más de 74.000 millones de euros extra y resolvería el problema del déficit de las cuentas públicas. 

Eurostat
Presión fiscal en los países de la Unión Europea.

El Banco de España hizo recientemente una comparativa similar en la que señalaba que la recaudación impositiva en España es inferior en un 2% del producto interior bruto (PIB) a la media de la eurozona. A diferencia de la agencia europea, aquí sí están incluidas las cotizaciones a la Seguridad Social. Si esa diferencia se solventase, el país lograría más de 20.000 millones de euros adicionales.

¿Por qué España recauda menos que sus vecinos?

España tiene una serie de problemas estructurales que complican la recaudación de impuestos. La menor renta per cápita —debido a los bajos salarios— y el elevado nivel de desempleo son algunas de las razones que explican esa diferencia, según un informe de Instituto de Estudios Económicos.

Estas razones tienen un carácter estructural, que no pude cambiarse de la noche a la mañana. Hay otros aspectos donde el Gobierno sí se puede actuar con más facilidad como son el IVA, las deducciones fiscales y la economía sumergida.

España tiene menos ingresos por IVA que sus vecinos porque hay muchos productos con tipo reducido (10%) y superreducido (4%), según señala el Banco de España. Esta institución por reducir la lista de productos con tipos bajos para que se aumente la recaudación. 

Fedea ponía el foco sobre los beneficios fiscales, como las deducciones o las exenciones, que actualmente están siendo evaluados por la Airef. La eliminación de algunos de estos beneficios implicaría un aumento de los ingresos. 

¿Qué impuestos pretende subir el Gobierno?

El acuerdo del acuerdo de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos —y el proyecto presupuestario— incluían medidas como una subida del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para los que más cobran,un  aumento del impuesto sobre hidrocarburos para los coches diésel, para equipararlo con los de gasolina y la fijación de tipos mínimos en el impuesto sobre sociedades para las grandes empresas y los bancos.

Además, el Congreso de los Diputados tramita actualmente los proyectos para la creación de dos nuevos impuestos: el impuesto sobre determinados servicios digitales (tasa Google) y el impuesto sobre transacciones financieras (tasa Tobin).

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery

DE EXPERTO A EXPERTO