Guillermo y Harry estallan contra la BBC por lo que sucedió con su madre

"Contribuyeron significativamente a su miedo, paranoia y aislamiento que recuerdo de esos últimos años", ha señalado el duque de Cambridge.
Harry y Guillermo en el centenario de la RAF en julio de 2018.
Harry y Guillermo en el centenario de la RAF en julio de 2018.

Escándalo en la televisión pública británica. Este jueves se publicó el informe que detallaba que la BBC había tapado “prácticas fraudulentas” del periodista Martin Bashir —quien ya salió de la televisión pública británica— para conseguir su famosa entrevista con Diana de Gales en 1995.

Para ello no cumplió con los debidos estándares de “integridad y transparencia” exigidos, según ha publicado la investigación independiente puesta en marcha por el exjuez John Dyson.

Esta noticia ha caído como una bomba en la casa real británica, especialmente entre los hijos de Diana: Guillermo y Harry. Los hijos del príncipe Carlos y Diana de Gales no han tardado en mostrar su malestar públicamente con las acciones de la corporación pública.

El príncipe Guilermo fue el primero en dar su opinión a través de un comunicado en vídeo publicado en sus redes sociales. “En mi opinión, la forma engañosa en que se obtuvo la entrevista influyó sustancialmente en lo que dijo mi madre. La entrevista contribuyó en gran medida a empeorar la relación de mis padres y desde entonces ha perjudicado a innumerables personas”, señaló en su comunicado.

“Me produce una tristeza indescriptible saber que las fallas de la BBC contribuyeron significativamente a su miedo, paranoia y aislamiento que recuerdo de esos últimos años con ella”, ha explicado.

También reprochó a la cadena su “lamentable incompetencia” para investigar cómo Bashir obtuvo la entrevista, y posteriormente encubrió sus hallazgos. “Lo que más me entristece es que si la BBC hubiera investigado adecuadamente las quejas y preocupaciones ya en 1995, mi madre hubiera sabido que la habían engañado. No solo le falló un mal periodista, sino también los líderes de la BBC, que miraron para otro lado en lugar de hacer las preguntas difíciles”, ha añadido.

Guillermo ha recalcado que estos fallos generaron una “narrativa falsa” que ha durado un cuarto de siglo y que el programa, Panorama, no debería volver a emitirse. “No solo decepcionaron a mi madre y a mi familia, también al público”, ha señalado.

“No solo le falló un mal periodista, sino también los líderes de la BBC, que miraron para otro lado en lugar de hacer las preguntas difíciles”

- Príncipe Guillermo

Por su parte, su hermano el príncipe Harry también ha lanzado un duro comunicado desde EEUU sobre estas últimas informaciones, aunque sin mencionar explícitamente a la BBC. “La onda expansiva de una cultura de la explotación y de prácticas no éticas se cobraron finalmente la vida” de su madre, Diana.

Para Harry el informe Dyson “es el primer paso hacia la justicia y la verdad”, pero se muestra preocupado porque “estas prácticas, y aún peores, están extendidas hoy”. “Entonces y ahora, es mucho más que un medio, una cadena o una publicación”, ha enfatizado evitando señalar únicamente a la BBC.

“Nuestra madre perdió su vida por esto, y nada ha cambiado. Al proteger su legado, protegemos a todo el mundo, y mantenemos la dignidad con la que vivió su vida”, ha señalado el duque de Sussex, quien ha denunciado en más de una ocasión el acoso de la prensa británica.

El alcohol, el refugio contra el dolor del príncipe Harry

El comunicado de Harry ha tenido lugar el mismo día que estrenaba el documental sobre salud mental The Me You Can’t See, en colaboración con Oprah Winfrey, en el que se ha sincerado sobre cómo le afectó la muerte de su madre cuando tenía solo 12 años.

“Soy una de las primeras personas en reconocer que, en primer lugar, tenía miedo, cuando fui a terapia por primera vez, miedo a perder”, ha explicado. “Cuatro años de terapia para una persona que nunca pensó que alguna vez la necesitaría o haría terapia es ... eso es mucho tiempo. Yo tampoco estaba en un ambiente en el que se animara a hablar de eso”, ha añadido.

Además, el duque de Sussex ha señalado que las fiestas y el alcohol con el que se le asoció durante su juventud. “Estaba dispuesto a beber, estaba dispuesto a tomar drogas, estaba dispuesto a intentar hacer las cosas que me hacían sentir menos como me sentía”, se ha sincerado.

“Pero poco a poco me di cuenta de que, está bien, no bebía de lunes a viernes, pero probablemente bebería el equivalente a una semana en un solo día, un viernes o un sábado, por la noche. Y estaba bebiendo, no porque lo disfrutara, sino porque estaba tratando de enmascarar algo”, ha apuntado antes de añadir que sus años más felices fueron los 10 años de formación en el ejército, donde no tenía privilegios por ser miembro de la realeza.

Diana de Gales: vida en imágenes