'Gunda', la unión entre Joaquin Phoenix y Victor Kossakovsky

Un largometraje sobre la vida de los animales de granja.
Cartel de 'Gunda'.
Cortesía de White Paper By
Cartel de 'Gunda'.

El 28 de Mayo se estrena el nuevo largometraje de Victor Kossakovsky, titulado Gunda. Nacido en San Petersburgo en 1961, Kossakovsky es director, montador, director de fotografía y guionista de la mayoría de sus documentales. Debutó en 1989 con Losev y en 2011 se inauguró el Festival de Venecia con ¡Vivan las Antípodas! Kossakovsky ha estado en la short list del Oscar al Mejor Documental con este último, Gunda (2021) y Aquarela (2018).

“Gunda es la protagonista de este documental en blanco y negro. Cuida de sus hijos, los acompaña en sus descubrimientos y luego se toma un pequeño respiro para recargar energías. Se acerca curiosa a la cámara. ¿Sabe cuál será su destino? ¿Qué es lo que estará pensando? ¿Qué pensará de nosotros? Gunda es una de los varios cientos de millones de cerdos que habitan en el planeta junto con mil millones de reses y más de 20 mil millones de pollos”, se lee en la sinopsis de Filmin.

“Estén jugando en el barro, sacudiéndose las moscas o buscando gusanos, todos ellos son héroes. Y en esta obra, el ensayista Víctor Kossakovsky se muestra inflexible: después de verla, consumir carne simplemente no es posible“.

Con un duración de 93 minutos, y guion también de Victor Kossakovsky, destaca en su producción ejecutiva el actor norteamericano Joaquin Phoenix (Joker).

Los mayores recuerdos que tiene Kossakovsky de su infancia son con su mejor amigo Vasya, un cerdito, al que mataron y sirvieron emplatado en forma de chuleta de cordero. Este acontecimiento hizo que quedara traumatizado y se convirtiese en el primer niño vegetariano de la Unión Soviética.

Gunda y un cerdito.
Cortesía de White Paper By
Gunda y un cerdito.

“Siempre he querido hacer una película sobre las criaturas con quienes compartimos la Tierra, sin subestimarlas ni humanizarlas, sin sentimentalismos ni propaganda vegana. Va mucho más allá: hace 120 años, Tolstoy escribió que no cambiaremos la esencia de nuestras vidas a menos que dejemos de matar. No sólo tenemos que aceptar que matarnos entre nosotros está mal, sino que tenemos que ver que el acto de matar en sí, sea a quien sea, es terrible. Una vez lo entendamos, la guerra desaparecerá”, ha declarado.

Gunda es una película que sigue de cerca las criaturas que habitan en la granja. Su director nos invita a bajar las pulsaciones y adorar a los animales que viven en la naturaleza, nos hace meditar sobre la conciencia animal, hecho que como sociedad hemos decidido ignorar debido a que son temas difíciles de digerir.

“El cine documental es la herramienta ideal para enseñar lo que no vemos por nosotros mismos o eso que no queremos ver”

“Para mí, la esencia del cine es mostrar, no narrar”, comenta Kossakovsky. “Permito al público sacar sus propias conclusiones. El cine documental es la herramienta ideal para enseñar lo que no vemos por nosotros mismos o eso que no queremos ver. Gunda es la película más personal e importante que he hecho, como cineasta y como ser humano. Pero también la más fácil. Durante nuestro viaje a Noruega, en la primera granja que visitamos, abrí la puerta y vi a Gunda. Dije a mi productora ‘ya está, esta es nuestra Meryl Streep’. Su mirada me lo dijo todo. Decidí al momento que no necesitaríamos voz en off, ni siquiera música… sólo cine”.

Phoenix ha comentado que el documental que Kossakovsky ha creado es un producto que nos hace meditar sobre las barreras que separan a las especies.

Gunda ha sido nominada como Mejor Documental en los Premios del Cine Europeo. Se podrá visionar a partir del 28 de mayo en Filmin.

Un artículo de Mireia Castro publicado en White Paper By