INTERNACIONAL
03/08/2021 09:56 CEST | Actualizado 03/08/2021 10:15 CEST

Hallan ahorcado en Ucrania al líder de los opositores bielorrusos exiliados, Vitaly Shishov

Había comentado hace unos días a sus compañeros que se sentía vigilado y que unos desconocidos habían intentado trabar conversación con él.

Vitali Vasilievich / Facebook
Vitaly Shishov, en una imagen de sus redes sociales.

El líder de la organización humanitaria Casa de Bielorrusia en Ucrania (BDU), Vitali Shishov, quien se hallaba desaparecido desde ayer, ha sido hallado ahorcado en un parque de Kiev, informó hoy la Policía de la capital ucraniana.

“La policía ha incoado una causa penal según el artículo 115 del Código Penal de Ucrania (asesinato premeditado) y verificará todas la posibles versiones, incluida la de asesinato presentado como suicidio”, señala comunicado publicado en la página web de Policía Nacional de Ucrania.

Los compañeros de Shishov denunciaron que no sabían nada de él desde la mañana de este lunes, cuando no regresó a su casa después de salir a correr.

“Rastreamos todo el bosque donde él solía correr, pero no hallamos ningún rastro de Vitali”, señalaron en una entrada en el canal de Telegram de la BDU, organización que presta asistencia a los bielorrusos que han huido de su país. Era, de hecho, el líder de los opositores bielorrusos exiliados, dice la BBC.

La policía indicó que Shishov, de 26 años, tenía consigo su teléfono móvil y otros efectos personales.

El activista había comentado hace unos días a sus compañeros que se sentía vigilado y que desconocidos habían intentado trabar conversación con él. 

Muchos bielorrusos han huido de su país, a menudo a Ucrania, Polonia y Lituania, en medio de una feroz represión contra cualquier disidencia en esta ex república soviética ubicada entre Rusia y la UE y gobernada con mano de hierro desde 1994 por el presidente Alexander Lukashenko.

El caso de Shishov se produce poco después de un incidente en los Juegos Olímpicos de Tokio con la velocista bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya, quien dijo que se vio obligada a retirarse de la competición tras ser amenazada con la repatriación forzosa por criticar a su federación en las redes sociales. La deportista de 24 años se refugió en la embajada de Polonia, de la que ha obtenido un visado humanitario.

El histórico movimiento de protesta tras las elecciones bielorrusas en 2020 fue reprimido mediante masivas detenciones, exilios forzados de los opositores y el desmantelamiento de numerosas oenegés y medios independientes.

Photo gallery Protestas en Bielorrusia tras la criticada victoria de Lukashenko See Gallery

NUEVOS TIEMPOS