NOTICIAS
28/05/2021 14:03 CEST

Hallan el cadáver descompuesto de una anciana comido por sus gatos en Madrid

Algunos de los animales también estaban muertos.

GOOGLE MAPS Europa Press
Hallan el cadáver de una mujer que llevaba varias semanas muerta en su casa del barrio de Fuencarral

La Policía Nacional halló el pasado lunes en Madrid el cadáver de una anciana en avanzado estado de descomposición y con partes desmembradas porque habían sido comidas por sus gatos, algunos de los cuales estaban también muertos en el domicilio.

Una vecina fue la que avisó al 091 de que llevaba varios días sin ver a la mujer, que vivía sola y no tenía familia en España, según ha adelantado El Mundo y han confirmado fuentes policiales a Efe.

Los agentes de la Comisaría de Fuencarral se personaron en el lugar, en el número 5 de la calle de San Cugat del Vallés de ese distrito y, al comprobar el olor que salía de la casa, decidieron llamar a los bomberos para que accedieran al domicilio.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid utilizaron una autoescala para entrar en la vivienda donde encontraron el cadáver en avanzado estado de descomposición de la mujer.

Síndrome de diógenes

Algunas partes del cuerpo habían sido devoradas por los gatos que tenía la mujer y algunas de estas mascotas estaban muertas también, según el citado diario.

La mujer, de nacionalidad colombiana y de 77 años, tenía síndrome de diógenes y en la vivienda había numerosas bolsas de basura.

A la espera de concretar la causa de la muerte las primeras pruebas forenses apuntan a que la mujer falleció por causas naturales hace más de un mes.

Los especialistas también analizan el cuerpo de los gatos para confirmar que se comieron parte del cadáver.

Los dos mininos que aún estaban vivos, aunque en malas condiciones, fueron trasladado al Centro de Protección Animal.

La vecina que avisó al servicio de emergencias 112 ha declarado a Efe que “la extrañaba mucho porque solía ponerse ahí con los gatitos a echarles comida, y hacia tres o cuatro meses que no la veía”.

“Estaba en su habitación muerta y los propios gatos comiéndose a la dueña”, ha explicado la mujer, que ha asegurado que “su casa de por sí olía mal porque acumulaba muchos gatos ahí, acumulaba de todo”.

NUEVOS TIEMPOS