Hallan la posible ubicación del templo de Hércules de Cádiz, el gran misterio de la arqueología española

Investigadores de Universidad de Sevilla han detectado restos de una estructura en la zona entre Camposoto y Sancti Petri.
Vista del Castillo de Sancti Petri, zona en la que podría hallarse el templo de Hércules, en Cádiz.
Vista del Castillo de Sancti Petri, zona en la que podría hallarse el templo de Hércules, en Cádiz.
Cristina Arias via Cover/Getty Images

Una investigación ha hallado restos que podrían corresponder al mítico templo fenicio-púnico de Melkart y de Hércules en Cádiz, en una zona entre Camposoto (San Fernando) y Sancti Petri, en Chiclana. Se trata de un hallazgo que, de confirmarse, podría resolver una de las grandes incógnitas de la arqueología.

La estructura, ubicada a una profundidad de entre cinco y tres metros y de unas dimensiones de 300 metros de largo y 150 de ancho, ha sido localizada gracias a unos trabajos de teledetección realizados por Ricardo Belizón Aragón y Antonio Sáez Romero, de la Universidad de Sevilla. Ahora deberán ser investigados con prospecciones reales para confirmar su hipótesis de que se trata de los restos del famoso templo.

La investigación, presentada hoy en el Centro de Arqueología Subacuática de Cádiz, ha determinado la existencia de restos en los alrededores del caño de Sancti Petri de otras estructuras que podrían corresponderse a puertos y otras edificaciones que indicarían que allí hubo una ciudad romana que podría ser del tamaño de Baelo Claudia, por ejemplo, un paisaje completamente distinto al que se estimaba hasta ahora.

El lugar y las características en el que han sido localizados los posibles restos de este buscado templo se corresponde con las descripciones que de este mítico espacio reflejaron en sus textos autores clásicos como Estrabón, Posidonio o Filostato, entre otros. No obstante, el punto está sometido al vaivén de las mareas, lo que dificulta las investigaciones.

El largo trabajo que queda por delante

El investigador Ricardo Belizón ha mostrado su alegría e “impacto” por haber realizado este hallazgo en el curso de los trabajos para su tesis doctoral y se ha mostrado, junto a Antonio Sáez, cauto. “Somos científicos, el tiempo y la investigación nos dirá si es o no es”, han comentado tras explicar que ahora se inicia un trabajo de “muchos muchos años” para corroborar su teoría.

El lugar en el que se ha hallado esta estructura está a unos cuatro kilómetros del que recientemente apuntó otra investigación de expertos de las universidades de Córdoba y Cádiz.

La delegada en Cádiz de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, Mercedes Colombo, ha asegurado que se van a conseguir los fondos necesarios para continuar esta investigación dada “la importancia” del hallazgo y su “gran interés arqueológico”.