VIRALES
05/11/2019 16:15 CET | Actualizado 06/11/2019 13:10 CET

Has visto esta escena miles de veces en 'Ahora Caigo': ahora te desvelamos toda la verdad

Uno de los grandes secretos del programa de Arturo Valls en Antena 3.

Ahora Caigo
Una concursante cae de una trampilla de 'Ahora Caigo'.

Ahora Caigo es un seguro de vida para Antena 3. En estos tiempos en los que la audiencia lo es prácticamente todo, los grupos de comunicación dan palmas con las orejas con los datos del concurso que presenta Arturo Valls desde 2011. El programa promedia en torno a un 12% de cuota de pantalla y cada tarde se enchufan a la pantalla cerca de 1,2 millones de espectadores.  

La dinámica es sencilla: un concursante central tiene que derrotar a sus rivales a base de responder preguntas. El que pierde, cae por una trampilla, seña de identidad de este concurso que ha sido adaptado por Atresmedia de Lauf Al Hamilion, un programa de la televisión israelí. 

Mucho se ha escrito sobre este concurso: fallos estrepitosos, bromas de Arturo Valls, un público más entregado de la cuenta... pero poco se sabe de cómo funciona realmente el sistema de trampillas con el que un participante puede llevarse hasta 100.000 euros. Poca broma. 

Fuentes de Atresmedia consultadas por ElHuffPost han explicado quién está detrás del proceso de accionar las trampillas por las que caen los concursantes y cómo funciona este mecanismo. 

“La apertura de las once trampillas se efectúa gracias al accionamiento de las mismas mediante pistones neumáticos. Estos pistones accionan un resorte que hace que se abra cada trampilla. Para el control de estos mecanismos se usa un sistema informático que, también lleva el control de las preguntas acertadas, el dinero que se va acumulando, y la infografía”, ha explicado Pere Prat, director técnico de Gestmusic Endemol, productora del concurso. 

Y añade: “De este modo la selección de la trampilla que se abre la efectúa el operador del sistema informático, pero además, el momento preciso de la apertura y por motivos de seguridad, depende de un botón físico que el mismo operador acciona en el momento preciso”. 

Pero, ¿puede fallar? Hace unos días, en el programa de la Cadena SER llamado Comedia Perpetua, Xavi Daura, humorista del dúo Vengamonjas y amigo personal de Arturo Valls, comentó que una vez el operario se equivocó y accionó la trampilla que no era. Un momento que, como cuenta el propio Daura, no se vio en televisión. 

Las fuentes de Atresmedia consultadas explican que “actualmente es muy complicado equivocarse”. El ordenador que controla el proceso te hace decidir la trampilla que quieres abrir y una vez elegida pide una confirmación. Como una especie de doble check

Todo este proceso tiene que quedar bien en pantalla para que la trampilla se abra mientras el concursante que va a caer al foso habla con Arturo Valls.