BLOGS
01/03/2020 14:02 CET | Actualizado 01/03/2020 14:02 CET

La apuesta española por la cerveza belga De Halve Maan

Hijos de Rivera, la matriz de Estrella Galicia, firmó a mediados de 2019 la distribución en España de la cervecería belga Brouwerij De Halve Maan, que presume de ser la única fábrica de cerveza dentro de la ciudad de Brujas. A su vez, la cervecera de la media luna -este es su emblema- se divide en dos marcas: Brugse Zot y Straffe Hendrik. Cada una tiene sus peculiaridades.

Por una parte, Brugse Zot se traduce como “los locos de Brujas”. El nombre de esta cerveza deviene de una anécdota del siglo XV, cuando el emperador Maximiliano contempló un desfile de bufones y tarados en la ciudad de Brujas. Después la leyenda cuenta que la ciudad le solicitó fondos para un manicomio y el emperador horrorizado respondió: “¡Cierren todas las puertas de Brujas, que ya tienen uno!”. En recuerdo de esta historia, la fábrica identifica su cerveza con un llamativo arlequín en la etiqueta.

Respecto al líquido, tanto la versión rubia como la dubbel (cobriza) de Brugse Zot son cervezas fáciles de beber pese a su 6% y 7,5% de alcohol respectivamente. Es probable que gusten al neófito en estas lides. Son cervezas sabrosas y aromáticas con especial protagonismo de la levadura y el cereal. Tienden más al dulzor que al amargor, pero ofrecen una armonía agradable. No en vano la fábrica De Halve Maan data del siglo XIX. La experiencia es un grado que se aprecia en estas cervezas de carácter tradicional.

Por otra parte encontramos Straffe Hendrik. Bajo esta marca, De Halve Maan se permite elaborar cervezas bastante más potentes. Aparecen una tripel (rubia) y una quadrupel (oscura) de 9% y 11% de alcohol respectivamente. Son cervezas más intensas que sus primas hermanas del arlequín. Igual pueden espantar al consumidor de cañas, pero un buen aficionado a las cervezas clásicas seguro que sabrá apreciarlas. Sobre todo la quadrupel resulta ideal para dejar envejecer y disfrutar dos o tres años después.

A modo de curiosidad, la fábrica De Halve Maan tiene un tubería subterránea de 3 kilómetros hasta la planta embotelladora a las afuera de la ciudad. Nadie dijo que fuese tarea fácil, pero de esta manera la empresa logra mantener su privilegiada ubicación.

Contexto del acuerdo

Hijos de Rivera firma el acuerdo de distribución con De Halve Maan después de que Duvel Moortgat, su anterior cerveza belga de cabecera, cediese la distribución a Fassbiere en 2019. De Halve Maan viene a ser la nueva insignia belga en el catálogo de los gallegos.

De esta manera, la cerveza de Brujas se suma al portfolio de importación que ya tiene entre sus filas marcas como la irlandesa O’Haras, la alemana Erdinger, la escocesa BrewDog, la italiana Peroni y la holandesa Grolsch. Parece que la estrategia de importación de Hijos de Rivera se centra en Europa.

 

Puedes visitar mi blog sobre cerveza y seguirme en Twitter, Facebook e Instagram. Encuéntrame también en LinkedIn.