NOTICIAS
03/08/2021 07:47 CEST | Actualizado 03/08/2021 08:38 CEST

Los Hispanos vencen a Suecia en un duelo agónico y pasan a semifinales de balonmano

Los españoles brillan en un duelo reñidísimo en el que tuvieron que capear una recta final con remontada incluida.

FRANCK FIFE via AFP via Getty Images
El pívot Julen Aguinagalde, en un ataque para los Hispanos

Los Hispanos se han llevado el duelo agónico ante Suecia, que ha culminado con una remontada histórica para los españoles (33-34) y el merecido billete a las semifinales del balonmano en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Los de Jordi Ribera han dominado el primer tiempo, pero los suecos han pasado a mandar tras el descanso. Gonzalo Pérez de Vargas ha funcionado como el despertador del juego de la doble campeona de Europa. De esta forma, España ha conseguido darle la vuelta al marcador para quedarse un agónico triunfo que le cita con Noruega o Dinamarca en semifinales. A un paso de las medallas.

Los ‘Hispanos’ han vuelto al estilo sufrido pero ganador de las primeras jornadas. Desde la defensa, España ha cambiado las tornas de un encuentro que marchaba 29-26 en contra a 15 minutos del final y con sensaciones muy favorables a los suecos.

El culpable de que España no estuviera en Río de Janeiro 2016 ha puesto a los de Ribera contra las cuerdas. En un abrir y cerrar de ojos ha cambiado el panorama, con los goles de Dani Sarmiento, tirando del carro en ataque, y sobre todo, con las paradas de Pérez de Vargas. El meta ha hecho dudar a las piezas importantes del rival.

Hampus Wanne, autor de 10 goles, se atoró en mal momento, al igual que Niclas Ekberg, quien sentenciara a España en aquel preolímpico de hace cinco años. La presión le pudo a Suecia incluso desde los siete metros y los de Ribera se fueron a por el partido con la confianza repuesta desde su portería. Para eso tocaba mejorar en defensa y España lo logró a medias en la reanudación.

El primer tiempo fue de intercambio de goles, aunque parecía que los españoles tomaban el mando. Sin embargo, los Hispanos no han llegado a aprovechar las varias exclusiones del rival y la agresividad de los de Ribera en ataque no se vio reflejada en el marcador. A los de Glenn Solberg sí les ha funcionado la contra y la transición rápida.

Una remontada histórica

Los buenos minutos de Gurbindo tampoco se dejaron ver en un luminoso que pasó a ser sueco hacia el descanso. La renta de tres goles se instauró para una Suecia con confianza, como este 2021 en el que fue plata en el Mundial del mes de enero, en busca de recuperar su gloria de antaño en el escenario perfecto.

España se precipitaba en ataque pero mejoró en defensa. Solo faltaban las paradas y Gonzalo se enchufó a tiempo. Una tras otra, el meta detuvo a los suecos y cambió el destino del encuentro desde el 29-25. Ahí llegaron también los goles de Sarmiento, aunque Aleix Gómez terminó como máximo anotador (8), y las primeras carreras de los españoles, con Suecia desencajada y agotada.

Alex Dujshebaev, reservado hasta el momento justo, entró con todo para sentenciar como acostumbra en lo delicado de los últimos minutos y a Suecia le tembló el pulso, fallando dos penaltis. España, que ya ganó a los suecos en la final del Europeo de 2018, ajustó también la cuenta olímpica para soñar ya con las medallas.

Photo gallery Las imágenes más bellas (e impresionantes) de la natación artística en Tokio 2020 See Gallery

NUEVOS TIEMPOS