Un hombre pierde 321 puntos del carnet de conducir para liberar a otros conductores a cambio de dinero

Otras 91 personas están siendo investigadas.
Agentes de la Guardia Civil investigan a un hombre de nacionalidad armenia como presunto autor de un delito continuado de falsedad documental.
Agentes de la Guardia Civil investigan a un hombre de nacionalidad armenia como presunto autor de un delito continuado de falsedad documental.
Guardia Civil / Europa Press

Un hombre de nacionalidad armenia está siendo investigado por la Guardia Civil como presunto autor de un delito de falsedad documental.

El acusado ofrecía su identidad para figurar como titular de delitos relacionados con denuncias de tráfico a cambio de dinero.

También están siendo investigadas las 91 personas que solicitaron estos servicios de falsificación.

Así funcionaba el proceso

El Ministerio del Interior ha indicado a través de un comunicado que los autores de las infracciones identificaban al ciudadano armenio como conductor en el momento de la multa para quedar eximidos de responsabilidad y evitar la pérdida de puntos en su permiso de conducción.

Por su parte, el investigado publicitaba sus “servicios” a través de diferentes páginas web de anuncios donde vendía puntos de permiso de conducir, con un precio de entre 75 y 200 euros por cada uno de ellos, además del importe de la sanción por infracción.

El vendedor obtenía beneficio económico y los “clientes” se libraban de perder puntos en el carnet. Hasta el momento se han imputado a 91 personas a lo largo del territorio nacional por su supuesta implicación en un delito de falsedad documental.

Los puntos del acusado son -321

En total, el ciudadano armenio contaba con un saldo negativo de 321 puntos en el permiso de conducir, según los archivos de la DGT.

La investigación comenzó a mediados del pasado año, cuando en un control de alcoholemia en Mallorca, un motorista ignoró la señal de alto de un guardia civil, obligando a este a apartarse para evitar ser arrollado, antes de continuar huyendo a gran velocidad.

Ante esta situación, los agentes apuntaron la matrícula y cursaron varias denuncias a la Jefatura Provincial de Tráfico. Posteriormente, guardias del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) procedieron a examinar el expediente abierto por los agentes de tráfico y se dieron cuenta de que un ciudadano armenio había asumido la responsabilidad de las infracciones, eximiendo de esta modo al conductor de la motocicleta.

El motorista no tenía permiso para conducir motocicletas y, al mismo tiempo, tenía una pérdida de vigencia del permiso de conducción

Los agentes del GIAT comprobaron estas incongruencias, además de que el ciudadano armenio detenido tampoco se encontraba en Mallorca en el momento de la infracción.

Así, el motorista fue acusado de falsedad documental, así como un amigo que le ayudó a confeccionar el recurso administrativo.

La Guardia Civil continuando con la investigación se dio cuenta de que el ciudadano armenio tenía numerosas infracciones graves cometidas la mayoría en territorio peninsular. Todas estas faltas conllevaban pérdidas de puntos del permiso y en las que los titulares de las motocicletas eran otra persona que al notificarle la DGT la sanción

La Guardia Civil ha advertido de que no se descartan nuevas investigaciones al estar la operación en fase de explotación, ya que se podrían detectar nuevos expedientes fraudulentos.