TENDENCIAS
09/12/2018 09:16 CET | Actualizado 09/12/2018 09:18 CET

Hombres de todas las edades explican cómo definen la infidelidad emocional

"Si sois capaces de recuperaros, os costará mucho más que si se tratara de una 'simple' aventura física".

Las investigaciones sugieren que la infidelidad física molesta mucho más a los hombres que el engaño emocional. Un estudio de 2013 publicado en el boletín Evolutionary Psychology descubrió que la mayoría de hombres heterosexuales se enfadaría más si su pareja tenía una aventura sexual que si fuera algo emocional.

Por el contrario, la mayoría de las mujeres se sentiría peor si su pareja se enamorara de otra persona, aunque no mantuviera relaciones sexuales con ella.

La edición estadounidense del HuffPost se ha puesto en contacto con hombres de todas las edades (algunos apellidos se han omitido por cuestión de privacidad) que afirman que no es tan sencillo como parece. A continuación se incluyen sus definiciones de infidelidad emocional y cómo describen sus propias experiencias al respecto.

Jimmy, 32 años

"La infidelidad emocional no es diferente a los cuernos, si empiezas a invertir tu tiempo y energía en alguien más. En ese proceso, estás degradando tu relación. Creo que por culpa de internet y las redes sociales, la gente daña más sus relaciones porque es más fácil construir una fantasía que esforzarte en tu relación. Yo estoy en una relación poliamorosa, y cuando empezamos a hablar con otras personas, si no estamos todos metidos en la conversación, sabemos el peligro que puede correr nuestra relación. Cuando no eres consciente de que te estás implicando en una conexión emocional con otra persona, te puede llevar por un camino del que es imposible volver. Se convierte en una ilusión, y creo que puede ser peor que unos cuernos". ― Jimmy

Mike, 34 años

"La infidelidad emocional es cualquier relación que es más que una amistad. Por desgracia, es una enorme zona gris, porque todo el mundo y todas las parejas tienen una definición diferente de lo que está y no está bien en una amistad. Lo más importante de una relación es fijar juntos las reglas y luego seguirlas, incluso en lo que se refiere a infidelidad emocional. Si en algún momento te das cuenta de que no quieres cumplir las reglas, tienes que preguntarte por qué no quieres seguirlas". ―Mike Goldstein, coach de citas

Al, 60 años

"No sé si soy muy ingenuo por pensar que si tienes una buena relación en casa nunca tendrías un affaire emocional. Con los años, me he encontrado en unas cuantas relaciones de esas en el trabajo. Cuando trabajas muy de cerca con alguien, si hay algún tipo de conexión, el corazón y la mente empiezan a maquinar. Y creo que es natural. Lo que hagas después es lo que te define. Dicho esto, doy gracias a Dios de que no existieran teléfonos móviles ni mensajes de texto en el momento en el que yo sentí algo así por alguien. No digo que hubiera llegado a ser algo sexual, pero el número de mensajes y la longitud de las conversaciones sí habría sido abundante. Me habría costado explicar a mi mujer el importe de las facturas". ―Al DeLuise, bloguero en Conflict and Scotch

Lloyd, 27 años

"En todas las relaciones, la mente se va y vagabundea, pero, para mí, alguien es infiel emocionalmente cuando está con alguien físicamente pero su corazón está con otra persona. Pasan mucho tiempo con la otra persona, revelando y comentando detalles que no comparte con su pareja. Cuando era pequeño, estaba con una chica con la que me había conformado. Había otras chicas con las que hablaba por aquella época y con las que sentía una buena conexión, más que con la chica con la que estaba. Puedes echarle la culpa al azar o lo que sea, pero lo cierto es que nunca debería haber estado con mi novia. La infidelidad emocional era sólo una manifestación de haber elegido mal mi relación". ― Lloyd, creador del canal de YouTube The Single Guy

Adam, 33 años

"Si una persona empieza una relación emocionalmente íntima con alguien sin que lo sepa bien su pareja, está teniendo un affaire emocional. Flirtear y mandarse mensajes forma parte de ello. Soy un experto en citas. He tenido clientes que llevaban casados 10 años, y después se daban cuenta de que su pareja estaba hablando con otras dos o tres mujeres a la vez. Eso es infidelidad emocional". ― Adam LoDolce, coach de citas

Ken, 73 años

"Ahora mismo estoy soltero. He estado 15 años intercalando relaciones y nunca he engañado a una mujer. Si busco algo fuera es porque no estoy feliz en mi relación y prefiero acabar una relación antes que seguir dañándola. Creo que la infidelidad emocional es fácil de definir. Cuando alguien deja de poner su corazón en una relación y gasta su energía emocional en otra persona, le es imposible estar completamente presente de forma emocional en su relación original. Si flirteas con otra persona por mensajes, llamadas o en persona, tu corazón está llegando a alguien mientras se aleja de la otra persona". ― Ken Solin, autor de 'Your Guy Is Out There: Online Dating Tips for Women Over 50'

Ollie, 36 años

"La infidelidad emocional es cuando encuentras consuelo en otro ser, pese a tener una pareja que en realidad debería ocupar ese rol, como primera puerta a la que llamar o en la que buscar apoyo. Una vez tuve una pareja que era muy insensible y tenía graves problemas emocionales, sobre todo en cuanto a mostrar apoyo y empatía. A veces, cuando yo lo estaba pasando mal, me sentía ignorado y recurría a mi madre o a mi hermana en busca de apoyo. La simple búsqueda de consejo en esas figuras femeninas, que evidentemente no suponían una amenaza sexual, era un motivo de ira para mi pareja, que se sentía avergonzada por no haber sido mi primera fuente de apoyo. Sabía que estaba traicionando a mi pareja en el plano emocional al recurrir a otra mujer, pero eso me lleva a la pregunta: ¿quién se estaba equivocando ahí con su actitud: mi pareja o yo? Creo que la respuesta es ambos". ―Ollie Pearce, coach de citas

Michael, 46 años

"Para mí, una aventura emocional es cuando el corazón y el alma de una persona desean a otra persona más que a aquella con la que están. A veces esto lleva a una intimidad física, pero también he descubierto que los affaires emocionales tienden a ser mucho más dañinos para todas las partes implicadas. Y si sois capaces de recuperaros, independientemente de quién seáis de la pareja, costará mucho más que si se tratara de una simple aventura física. Los affaires emocionales pueden ser mucho más difíciles de aceptar como persona. Yo mismo los he tenido y también los he sufrido. Cuando lo hice, me excusaba pensando que la otra persona no me apoyaba. Aunque esto era de algún modo cierto, yo también había dejado de ser un apoyo emocional para la persona con la que estaba. A través de una dolorosa retrospección, descubrí que es mucho más fácil culpar a los demás que responsabilizarse del aburrimiento de una relación". ― Michael Cheshire, autor de 'How To Knock Over A 7-Eleven: And Other Ministry Training'

James, 33 años

"Defino la infidelidad emocional como tener sentimientos por otra persona que no es tu pareja. Como animales humanos, la monogamia biológica no es nuestra naturaleza. No es algo para lo que estemos instintivamente programados, así que es natural sentirse físicamente atraído por otros hombres y mujeres, o fijarse en ellos. Pero cuando empiezas a comunicarte y a interactuar con alguien que no es tu pareja de un modo que te hace construir emociones más profundas, has traicionado el compromiso que hiciste a una persona que puso su confianza en ti. Compartir secretos íntimos, hacer sexting, confiar en otro hombre o mujer más que en tu propia pareja, pasar tiempo a solas con ella sin que lo sepa tu pareja y comentar detalles personales sobre tu relación son formas de infidelidad emocional que no requieren un engaño físico y que, aun así, están traicionando la confianza de alguien". ― James Michael Sama, autor de 'Unlocking Love: 10 Keys to Finding the Love of Your Life (Even If It's You)'

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' EEUU y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano