NOTICIAS
12/05/2021 08:32 CEST | Actualizado 12/05/2021 09:52 CEST

La Iglesia Católica tuvo un superávit millonario en 2019

El Tribunal de Cuentas indica en un informe que sus beneficios podrían sobrepasar sus compromisos de financiación.

DPA / Picture Alliance / Getty
Detalle de lo bancos de la catedral bávara de Bamberg

En un escenario en el que la mayoría de noticias que llegan sobre una buena parte de las empresas españolas no son nada alentadoras, hay una que parece que llega preparada para afrontar cualquier crisis económica que se derive del coronavirus. O al menos eso se desprende de la memoria de actividades relativo al ejercicio del 2019, que ha presentado al Tribunal de Cuentas la Conferencia Episcopal Española (CEE). 

Por cierto, este último organismo ha tenido que alertar a la Iglesia Católica en su informe de fiscalización de que el superávit millonario que ha obtenido podría sobrepasar los límites de los compromisos para una “financiación adecuada” en ciertos acuerdos que mantiene con la Administración, tal y como apuntan desde la Cadena Ser. Pero es que en este ámbito, todo es cuestión de fe. 

Carlos Alvarez via Getty Images
Un grupo de fieles oran en la iglesia madrileña de Santa Bárbara

La CEE presentaba este martes una memoria de actividades en la que reconocía haber ingresado más de 1.088 millones de euros en 2019, es decir, 113 más que los del año anterior. De estas cifras se desprende un indicador económico más que positivo, que la Iglesia Católica continúa viendo crecer su superávit, cuestión que el Tribunal de Cuentas no ha pasado por alto.

En el informe de fiscalización de este organismo, aprobado en julio de 2020, el tribunal especifica que “podría plantear una posible divergencia entre el compromiso de colaboración adquirido por el Estado y las necesidades efectivas de financiación de la Iglesia Católica”, en referencia a los Acuerdos de la Santa Sede, por los que reciben subvenciones millonarias de fondos públicos cada año. Además, el documento también recoge que faltan especificaciones de cuál es el destino de estos fondos.

Podría plantear una posible divergencia entre el compromiso de colaboración adquirido por el Estado y las necesidades efectivas de financiación de la IglesiaInforme del Tribunal de Cuentas, sobre el superávit de la Iglesia Católica

En este sentido, cabe destacar que cerca de un tercio de esos ingresos obtenidos en 2019 por la Iglesia Católica proceden de las aportaciones de los contribuyentes que marcan la X en la casilla de sus declaraciones de la renta. Este superávit le ha permitido a la Iglesia reducir sus diócesis deficitarias del 40% del 2018 se ha pasado a un 35%.

NUEVOS TIEMPOS