POLÍTICA
20/01/2020 10:28 CET | Actualizado 20/01/2020 12:37 CET

Iglesias asegura que el 'veto parental' "busca normalizar la desobediencia de la derecha": "Mañana será el pin fiscal"

Califica la medida impulsada por Vox como “un ataque contra la educación pública y las familias que la necesitan”.

EFE
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha asegurado este lunes que el ‘veto parental’ “busca normalizar la desobediencia de la derecha frente a la ley” y ha augurado que lo próximo será un “pin fiscal”.

A través de un mensaje en Twitter, Iglesias ha calificado la medida impulsada por Vox, que permite a los padres autorizar la asistencia de sus hijos a clases con contenidos sobre diversidad afectivo-sexual, como “un ataque contra la educación pública y las familias que la necesitan”.

“La ofensiva del bloque reaccionario con el ‘Pin Abascal’ no busca sólo normalizar la desobediencia de la derecha frente a la ley (mañana será el Pin fiscal para que los ricos no paguen impuestos) sino que es un ataque contra la educación pública y las familias que la necesitan”, ha aseverado.

“No tiene cabida”

Por su parte, nueve comunidades socialistas -Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja, Navarra y Valencia- han suscrito un texto contra el veto parental en el que, bajo el título ‘Educar en libertad y para la libertad’, aseveran que esa medida “no tiene cabida” en el sistema educativo español.

En el texto, publicado por El País, los responsables de Educación de estas nueve comunidades aseveran, en referencia a la medida de Vox para que los padres den su consentimiento a actividades con contenidos morales o sexuales, que “el veto y la censura no son admisibles en las instituciones educativas”.

Subrayan que los poderes públicos están obligados a proteger el derecho a la educación, recogido en el artículo 27 de la Constitución, y los derechos fundamentales de los menores.

Unos derechos entre los que se encuentran el de la información, la libertad ideológica, la libertad de expresión, el de ser oído y escuchado, y los de participación, asociación y reunión.

Y aluden los consejeros de Educación al “interés superior del menor y a su preparación para el ejercicio de una ciudadanía activa” como “imperativos legales”.

Requerimiento a Murcia 

El Gobierno de Pedro Sánchez remitió el pasado viernes a la Consejería de Educación de la Región de Murcia un requerimiento para que proceda a la retirada de las instrucciones enviadas a sus centros educativos a principio de curso donde permitía el ‘veto parental’. 

En aquellas instrucciones, la Consejería de Educación de Murcia, región gobernada por Partido Popular y Ciudadanos, establecía que los centros educativos debían informar a las familias de las “actividades complementarias” previstas en clase para que decidieran la asistencia de sus hijos. Una posibilidad de “veto” que el Ministerio de Educación considera “ilegal” y que vulnera “el derecho a la educación” de los escolares. 

Más de 128.000 firmante

Más de 128.000 personas han mostrado en Change.org su rechazo al veto parental.

Lo han hecho a través de esta plataforma de recogida de firmas en una iniciativa puesta en marcha por las asociaciones No te prives y la Asociación de Familias de Gays y Lesbianas de la Región de Murcia (Asfagalem), región en la que ya se ha implantado esta medida.

El veto parental cuenta con el absoluto rechazo del Gobierno y de gran parte de la comunidad educativa, que avisa de que puede pasar que un progenitor decida que su hijo no conozca la teoría de Darwin.

La petición se inició el pasado viernes y en ella se asevera que el pin parental contradice la Constitución y las leyes educativas además de atentar contra la autonomía de los centros y la libertad de cátedra de los docentes.

“Nadie tiene derecho a educar a sus hijos en el odio hacia la diversidad, en el machismo, la xenofobia y en multitud de lacras sociales que se intentan combatir mediante la educación”, concluye la petición.

NUEVOS TIEMPOS