POLÍTICA
01/06/2020 19:08 CEST | Actualizado 01/06/2020 19:10 CEST

Iglesias defiende a Montero por sus palabras sobre el 8-M: "Lo que dice es bastante sensato"

Y carga contra "la estrategia del PP, por pedir la comparecencia de la ministra de Igualdad

EFE
Irene Montero y Pablo Iglesias, juntos en el Congreso

Pablo Iglesias ha salido en defensa de la ministra de Igualdad, Irene Montero, tras la difusión de un vídeo en el que achaca al coronavirus el descenso de asistentes a la manifestación del 8-M

El vicepresidente segundo del Gobierno considera que “lo que dice es bastante sensato”. “Lo que dice es que el Gobierno tiene que hacer caso a los expertos y que hay que ser enormemente prudentes y dice cosas que ya se sabían”, explica.

Las declaraciones de Irene Montero forman parte de la previa de una entrevista con la televisión autonómica vasca ETB, que recoge este lunes el diario ABC.

En el vídeo puede verse a la titular de Igualdad explicando a la periodista, en tono informal que “como siempre”, se debe “priorizar la salud pública, no tomar decisiones por el sentimiento este de pánico generalizado que ya hay”. Para Montero, en esa charla, “la capacidad de control” del virus de otros países europeos que estaban tomando medidas “superdrásticas” era “muy limitada”.

El PP quiere "que sigamos en una dinámica de escándalo y de incendio permanente y yo no voy a contribuir a eso"Pablo Iglesias

Posteriormente, confiesa que el virus afectó a la convocatoria. “En verdad creo que sí. La cosa es si tiene síntomas no te muevas mucho (...) Es que esto es ya cierre del Ministerio. Porque la gente todo el rato: ‘¡Un beso ministra!’ ‘¡Bueno dicen del coronavirus pero da igual, muac muac!’ Y con la niña: ‘Hola, bonita, como estás’... Y es como, la mano no, justo la mano no”, contaba.

Esas palabras han provocado la reacción airada de toda la oposición y diputados como Ana Pastor, del PP, han pedido su comparecencia en el Congreso. Iglesias apunta que la estrategia del Partido Popular “ya la conocemos”. “Van a hacer todo lo que esté en su mano para que no se hable de la respuesta social a la crisis y que sigamos en una dinámica de escándalo y de incendio permanente y yo no voy a contribuir a eso”, remata.